El Centro de Entidades de Voluntariado retoma su atención a partir del día 15 con medidas de seguridad reforzadas

El espacio mejorará las acciones higiénico-sanitarias para acoger a los miles de usuarios que acuden cada año a recibir tratamiento, apoyo y asesoramiento 

El Centro de Entidades de Voluntariado de La Laguna retomará sus servicios de atención a partir del 15 de junio con las mejores garantías de seguridad para evitar posibles contagios de coronavirus. El primer teniente de alcalde y concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, informa de que el reinicio de las actividades, que se realizará de forma gradual, lleva aparejado el refuerzo de las medidas higiénico-sanitarias al constituir “un lugar de gran afluencia al que acceden más de 2.500 personas al año para recibir tratamiento, apoyo y asesoramiento”.  

El edil recuerda que la reapertura de la instalación es posible gracias al avance en las diferentes fases de la desescalada, aunque las personas usuarias deberán respetar las normas y recomendaciones que establezca en cada momento el Gobierno central.

El espacio lagunero acoge en la actualidad a 14 colectivos de ámbito social con sede en el municipio y “amplia trayectoria. Durante todo este periodo de estado de alarma, se ha tratado de mantener un contacto fluido en todo el proceso de la crisis sanitaria para tratar de acompañarles en sus necesidades y aclarar sus dudas, intentando mantener un apoyo que ahora se verá reforzado gracias a la recuperación paulatina de la nueva normalidad”.

Este contexto atípico derivado de la pandemia obliga a aplicar una serie de acciones que posibiliten el desarrollo de las actividades con garantías, como son “el establecimiento de accesos y salidas separados, organizar las horas de entrada y uso de las diferentes áreas y dotar de material higiénico a las zonas comunes. Todo ello en paralelo con los propios planes de apertura que cada entidad establezca para hacer las atenciones con las mayores medidas de seguridad posibles”, puntualiza el concejal.

Pese a la complicación que supone continuar con las acciones en el Centro de Entidades de Voluntariado y Asociaciones Anchieta (CEVA) en este escenario protagonizado por el covid-19, Rubens Ascanio subraya que “se sigue trabajando para que este lugar se consolide como un punto de transición, donde los colectivos acumulen músculo para desarrollar en un futuro sus proyectos de forma autónoma y así poder seguir dando cabida a acciones sociales y entidades que requieran este tipo de apoyo”.

El edil agrega que desde la Concejalía de Bienestar Social se quiere avanzar en las actuaciones de reforma en el CEVA y en las mejoras en seguridad y accesibilidad. “El voluntariado y su fomento es uno de los elementos que queremos reforzar al máximo en este mandato. Acompañaremos a las entidades y estableceremos criterios objetivos en la cesión de los espacios para ayudar a que el Centro aumente su potencial como auténtico semillero de acción social y voluntariado, aprovechando los recursos propios y desarrollando proyectos de dinamización”, concluye.