La Laguna convoca a las asociaciones y colectivos del municipio para diseñar la estrategia de movilidad del municipio para los próximos diez años

Ascanio_inauguración_SEM
Inauguración Procesos Participacitivo

El Área de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de La Laguna inicia una nueva fase en la redacción del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de la localidad, un documento estratégico que definirá todas las políticas municipales relacionadas con la movilidad urbana para los próximos diez años y que se quiere desarrollar con la mayor participación social. El Área y la empresa adjudicataria del contrato de elaboración de este complejo documento marco, Doymo, organizan una semana de sesiones comunitarias y, del 3 al 7 de octubre, reunirán a las asociaciones vecinales, empresariales, sociales, relacionadas con la movilidad y la Universidad para analizar la situación local, los objetivos a medio y largo plazo y recopilar sus sugerencias y demandas, una fase fundamental en un procedimiento que finalizará en marzo con la presentación del documento final.

El equipo redactor está trabajando desde junio en un proceso que incluye recogida de información, a través de estudios de aforos, inventarios de estacionamientos, entrevistas sectoriales y encuestas telefónicas, donde la colaboración de la ciudadanía de La Laguna ocupa “un papel prioritario, ya que la movilidad condiciona aspectos de la vida cotidiana y la opinión, experiencia y sugerencias de los laguneros y laguneras es esencial para que podamos hacer del PMUS una herramienta sujeta a la realidad local, eficaz, transversal y con capacidad para ordenar el municipio durante una década”.

Así lo destaca el concejal de Movilidad Sostenible, Rubens Ascanio, quien recuerda que el PMUS “tendrá, como objetivo principal, mejorar la calidad de vida de los laguneros y laguneras, y promover una movilidad más sostenible, inclusiva, segura, eficiente y compartida, que mejore el medio ambiente urbano, la salud de la ciudadanía y el uso del espacio público, y que garantice el uso racional del transporte y la seguridad vial”. Y todo ello, explica, “apostando por formas de desplazamiento más sostenibles, priorizando la reducción del transporte individual en beneficio de sistemas colectivos y de otros modos no motorizados, y desarrollando aquellos que hagan compatibles crecimiento económico, cohesión social, seguridad vial y defensa del medio ambiente”.

Esta nueva fase de trabajo comunitario, que se desarrollará la próxima semana, se desarrollará por distritos y colectivos. Así, el 3 de octubre, se convocará a las asociaciones vecinales, de mujeres y de mayores de los distritos 1 (Gracia, Casco, San Lázaro, La Vega Lagunera), 2 (La Cuesta, Finca España, Los Valles) y 3 (Las Chumberas, Geneto, Taco), mientras que al día siguiente, corresponderá a las de los distritos 4 (Los Andenes, Los Baldíos, Guamasa, El Ortigal, Los Rodeos), 5 (Bajamar, Punta del Hidalgo, Tejina, Valle de Guerra) y 6 (Jardina, Las Mercedes, Las Montañas, Vega de las Mercedes). Los días siguientes, las reuniones de trabajo incluirán a las asociaciones de ciclistas, comerciantes y hosteleros, así como la Universidad de La Laguna y las entidades sociales del municipio.

En estos meses, la empresa adjudicataria ha estado trabajando en la recopilación de datos del municipio, con más de 40 puntos de control de aforos de vehículos, peatones, bicis, patinetes y otros vehículos de movilidad personal, e inventarios de aceras y de la oferta y ocupación de estacionamientos, parkings y reservados para carga y descarga, entre otras actuaciones.

En cuanto a las intervenciones comunitarias, además, ha impulsado varias acciones con la población, que incluyen la recogida de datos sobre motorización y pautas de movilidad de los hogares laguneros, a través de 700 encuestas telefónicas, un estudio abierto a toda la ciudadanía que reside o se desplaza habitualmente al municipio para conocer la realidad local y recabar propuestas de mejora, que ha recibido más de 250 respuestas y que continúa disponible en la web www.movilidadsosteniblelalaguna.com; entrevistas con los diferentes agentes y entidades sociales, grupos políticos y áreas municipales, así como otra encuesta especialmente diseñada para la comunidad educativa sobre la situación de los entornos escolares, con casi 700 participantes.

Diagnóstico de la situación local

Fruto de estos trabajos, hace unas semanas se presentaba, en el marco de los actos de la Semana Europea de la Movilidad de La Laguna, el Diagnóstico del PMUS local, un documento fundamental para la elaboración del plan de acción y que analiza cuestiones como tendencias demográficas y económicas, viario, usos del suelo, transporte público, tráfico privado, aparcamiento y distribución urbana de mercancías, entre otros.

El Diagnóstico revela que, en la actualidad, más del 52% de los desplazamientos se hacen en coche (más del 60%, en el caso de los hombres), una significativa movilidad a pie (35%) y que usan la guagua (sumando las líneas urbanas e interurbanas) el 4,2% de residentes, además del 3,1% que emplean bicicleta y VMP. Asimismo, el estudio muestra que solo el 27% del espacio viario está destinado al peatón en un municipio con una elevada motorización, de 555 turismos por cada mil habitantes, una cifra algo inferior a la media de la Isla (560) y superior a la estatal (526 por cada mil), así como que un 39% de la red viaria de La Laguna es muy poco accesible por pendiente o anchura para peatones y la falta de conexión entre núcleos o de proximidad a servicios y equipamientos básicos.

Toda esta recopilación de datos se considera clave para obtener una imagen completa de la situación actual, que permita entender las pautas de movilidad y sus factores explicativos, desarrollar una buena modelización y facilitar la toma de decisiones. El PMUS se plantea un equilibrio del nivel de servicio entre modos de transporte, con objetivos que supondrían una reducción porcentual del 23% en cuanto al uso del coche por residentes y del 58% de toneladas de CO2 por habitante y año, así como un incremento del 85% de superficie peatonal respecto a la actual. “Hablamos de un proceso largo y complejo, pero nos hemos fijado el mes de marzo como fecha para presentar el documento final del PMUS para su aprobación definitiva”, destaca Ascanio.

El PMUS será, por tanto, una herramienta de planificación fundamental para la gestión integrada de la movilidad y de los recursos, y una forma de consensuar las políticas de movilidad con los diferentes actores municipales, ya que el contexto del que se parte en La Laguna requiere una serie de actuaciones que, con una visión a largo plazo, impliquen también actuaciones a corto plazo. Y para alcanzar estos fines, se va a contar con una evaluación detallada de los impactos de las medidas que se propongan en el Plan, como los efectos ambientales y de respuesta al cambio climático, la seguridad vial, los efectos económicos, o la congestión, reparto modal y ahorros de tiempo, entre otros.

Además, el seguimiento y evaluación del PMUS se realizará a partir de la evolución de un conjunto de indicadores de éxito que medirán, por un lado, el grado de cumplimiento de los programas de actuación iniciados y, por otro, la consecución de los objetivos marcados en el Plan.

Estudio sobre guaguas

Al mismo tiempo, el Área continúa impulsando los grupos focales para la elaboración del Estudio sobre guaguas de La Laguna, una acción comunitaria que quiere recopilar las aportaciones de las vecinas y vecinos de todos los distritos para mejorar y adaptar el transporte público en el municipio a la demanda de la ciudadanía y a las realidades de cada zona. Estos grupos de trabajo, que comenzaron el 12 de septiembre y finalizarán el 28 de octubre, constituyen la segunda fase de una consulta ciudadana que comenzó en abril de este año, con una encuesta sobre usos y necesidades en la que participaron más de mil personas.