La Laguna refuerza el programa de acompañamiento a personas mayores en zonas aisladas del municipio

Bienestar Social incorpora un servicio de atención telefónica para este grupo poblacional que le permitirá hacer todas las consultas sobre gestiones municipales   

El Consejo Municipal de Mayores de La Laguna ha celebrado hoy su primera sesión presencial, tras justo un año de encuentros virtuales, para analizar las actividades realizadas durante el primer semestre de 2021 y debatir las planteadas para los próximos seis meses. Entre las principales novedades, que incluyen el regreso de los programas de formación y ocio saludable y de las celebraciones tradicionales, como las excursiones, Mujeres a la Playa o los conciertos del Día de los Abuelos y Abuelas y del Mayor por las Fiestas del Cristo, se incluyen dos nuevos servicios que comenzarán a funcionar el próximo 1 de julio: el de Acompañamiento a personas mayores en situación de aislamiento social, con traslados y actividades especialmente pensadas para residentes en zonas aisladas, y el Servicio de Atención telefónica para Mayores (SAM), que les permitirá solicitar información y hacer todas las consultas de gestiones municipales, desde casa y de forma sencilla.

El pleno del Consejo estuvo presidido por el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, y contó con la participación del primer teniente de alcalde y concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio; de la edil de Participación Ciudadana, Yaiza López Landi, así como de las y los representantes de las asociaciones y casas de mayores del municipio, de los grupos políticos municipales y del personal técnico municipal que desarrollará las nuevas iniciativas previstas para este semestre. La sesión se inició con un minuto de silencio del medio centenar de personas asistentes para transmitir el apoyo y el pesar por su pérdida a la familia de las niñas Olivia y Anna.

Además, contó con la presencia de dos asociaciones de mayores de Santa Cruz de Tenerife, Sueños del Teide, de El Tablero, y El Columbrete, de Santa María del Mar, que asistieron como invitadas y con voluntad de conocer el funcionamiento de este espacio de participación de las entidades de mayores laguneras.

El alcalde abrió la sesión mostrando su satisfacción por poder recuperar las sesiones presenciales “en este foro tan importante para el municipio que nos permite debatir y escuchar de manera activa las peticiones y la exigencias de nuestros mayores”. Luis Yeray Gutiérrez quiso trasladar “un mensaje positivo, con la idea de que ya estamos saliendo de esta situación de pandemia y podemos trabajar de manera conjunta. Nuestros mayores tienen todo el derecho a exigirnos a las instituciones públicas que se tomen las decisiones adecuadas para buscar el beneficio común y entendemos que este es el foro adecuado para ello”.

Rubens Ascanio explicó que “estamos trabajando en un escenario de reactivación de la vida y actividades habituales de las personas mayores del municipio. Gracias a la vacunación y a la mejora de los datos sanitarios, esperamos que este sea el principio de la recuperación y que, a partir del segundo semestre de este año, podamos dejar atrás un periodo tan difícil y volvamos a llenar de vida los locales de mayores del municipio, regresen las celebraciones y tengamos un Día de Mayores por todo lo alto”.

En la sesión, se abordaron las principales propuestas para este nuevo semestre, orientadas a favorecer el envejecimiento activo, la lucha contra la soledad no deseada, el impulso a la red de cuidados, así como la participación activa de las personas y de las asociaciones que las representan en la construcción de un municipio amigable para las personas mayores.

Entre las principales novedades que el Área de Bienestar Social desarrollará durante este periodo, se encuentra la puesta en marcha del servicio de Acompañamiento a personas mayores en situación de aislamiento social, que se inicia para un periodo de 6 meses y que quiere posibilitar la permanencia de las personas mayores en sus entornos, mejorar su calidad de vida, evitar internamientos innecesarios, retrasar la aparición de enfermedades crónicas y promover su salud y autonomía. El programa, que se desarrollará en zonas aisladas del municipio, con especial atención en los ámbitos rurales, incluirá traslados o desplazamientos, la promoción de la salud con ocio terapéutico y actividades de formación.

Otro de los nuevos programas será el Servicio de Atención telefónica para Mayores, que comenzará el 1 de julio y que, a través de un número específico, ofrecerá la información necesaria sobre todas aquellas cuestiones de interés para las personas mayores de La Laguna, como gestiones municipales o servicios y programas específicos, todo de forma personalizada, sencilla y por personas del ámbito social.

Estas iniciativas se suman a otras que ya están en pleno desarrollo, como el proyecto Contamos Contigo, que ofrece actividades socioculturales, de estimulación cognitiva, acompañamiento y ejercicio físico adaptado, individualizadas y a domicilio, para las personas mayores más vulnerables, aquellas en situación de soledad no deseada, exclusión social y dependencia.

Estas acciones se enmarcan en la estrategia que está desarrollando el Área para luchar contra la soledad no deseada, uno de los principales problemas detectados en el diagnóstico sobre la situación de las personas mayores en La Laguna, una investigación participativa de 14 meses de duración y que ha sido el primer paso para avanzar hacia un plan integral que permita al municipio no solo responder a las necesidades actuales de su ciudadanía, sino también prepararse y afrontar los retos de un futuro en el que la población tiende claramente hacia el envejecimiento.

En este marco, además, se ha puesto en marcha el programa La Laguna Cuida, que ha contratado y está formando a 48 personas con titulación superior para abordar, por primera vez a escala municipal, la soledad no deseada entre las personas mayores y la realidad del colectivo de cuidadoras y cuidadores informales, con tres objetivos claros: la promoción del empleo en el sector de los cuidados, cada vez más demandado; la mejora del bienestar social de la comunidad, mediante el desarrollo de acciones que sitúan los cuidados en el centro de la intervención, y una primera aproximación a la identificación de activos comunitarios de la población lagunera.

Además, en esta sesión plenaria del Consejo Municipal de Mayores, se explicó la evolución de las iniciativas de ocio que se están desarrollando en este momento, como el programa de actividades al aire libre Plazas Vivas, las rutas de senderismo y actividades en la naturaleza o los talleres online de formación, bienestar y ocio saludable, que durante estos meses han ofrecido una veintena de actividades que incluyen gimnasia cerebral, pintura, bailes, nuevas tecnologías yoga y zumba.

Regreso de las actividades

La intención es que las actividades vuelvan progresivamente a la situación anterior a la pandemia, con la reapertura de los centros y de los espacios municipales, y el regreso de la oferta formativa, de ocio y las actividades habituales que, durante este año, se han aplazado o celebrado de forma online. Así, a finales de julio se celebrará el concierto por el Día de los Abuelos y las Abuelas, además de la reactivación del programa Mujeres a la Playa, excursiones, visitas guiadas o el Concierto del Mayor de las Fiestas del Cristo, entre muchas otras actividades.

Otras acciones puestas en marcha para ofrecer opciones de ocio durante la pandemia continuarán durante los próximos meses, como el Taller Literario para personas mayores, el huerto urbano en San Benito o el proyecto audiovisual El Legado.

Más de 38.000 personas

La Laguna cuenta en la actualidad con más de 30 asociaciones de mayores, que suman más de 8.000 personas inscritas. Según los datos del padrón municipal, más de 38.000 vecinos y vecinas de La Laguna superan los 60 años de edad, con lo que representan el 23,8% de la población.

Asimismo, el municipio trabaja para su inclusión en la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud que ya cuenta con 191 localidades adscritas en el país. Entre los valores que promueve esta Red, se incluyen el reconocimiento a la diversidad de las personas mayores, el respeto a sus decisiones y opciones de forma de vida, la promoción de una cultura de inclusión compartida por personas de todas las edades, así como la anticipación y respuesta, de manera flexible, a sus necesidades y preferencias relacionadas con el envejecimiento activo.