Urbanismo velará por el desarrollo de La Laguna con edificaciones coherentes y ajustadas a la legalidad

Santiago Pérez anuncia que la Gerencia ahondará en las actuaciones planteadas en la calle Manuel de Ossuna y Marqués de Celada para garantizar el cumplimiento estricto de la ley

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna, que dirige el concejal de Ordenación del Territorio, Santiago Pérez, velará por el desarrollo urbanístico de la ciudad Patrimonio de la Humanidad con edificaciones coherentes y ajustadas a la legalidad. Así lo ha dejado claro este miércoles el edil responsable del organismo autónomo en una rueda de prensa para informar sobre las dos actuaciones planteadas en la calle Manuel de Ossuna y Marqués de Celada "que han despertado cierto interés entre la ciudadanía".

“Las ciudades históricas y con valor universal deben seguir creciendo, pero con un urbanismo y edificaciones coherentes y de calidad. Eso es por lo que tiene que velar la Gerencia, y si hay que modificar el Plan Especial de Protección (PEP) para intensificar los requisitos de calidad de la edificación contemporánea, se hará”, ha afirmado Santiago Pérez tras exponer los datos recabados por el área sobre el supermercado proyectado en el viejo garaje de guaguas de Marqués de Celada y la noticia difundida recientemente sobre la construcción de un nuevo edificio en el número 44 de la calle Manuel de Ossuna.

Respecto a la actuación en Marqués de Celada, el concejal ha informado de que el proyecto del equipamiento comercial ya ha obtenido la licencia de edificación en el pasado mes de agosto, conforme al PEP, y la licencia comercial preceptiva que otorga el Gobierno de Canarias debido a su envergadura, ocupando 3.200 metros cuadrados de una parcela de más de 4.000.

Si bien ya dispone de estas autorizaciones, “estamos en la obligación de estudiar el asunto a fondo, porque ha suscitado cierta inquietud entre la ciudadanía, para informar con todo el rigor y transparencia a la población” y ante las dudas que se han hallado, principalmente, en los procesos iniciales relacionados con el uso privado que se ha dado a este terreno. “Estamos haciendo una composición de lugar sobre cómo a través del PEP, tramitado y aprobado durante la etapa de Ana Oramas como alcaldesa, se modificó el Plan General de Ordenación (PGO), que preveía para esa parcela un uso residencial, porque esa no es su finalidad, y mucho menos fuera del ámbito de la ciudad protegida. Del mismo modo, analizamos cómo la propuesta del PEP que se aprueba inicialmente contemplaba la construcción de un mercado público para la Villa de Arriba y, cómo después, al límite del procedimiento, se modifica para darle un uso comercial privado”, ha explicado Santiago Pérez.

Aparte de ahondar en la recalificación de la parcela, “también hemos pedido la certificación del registro de la propiedad acreditativa de cuándo, en qué condiciones y cómo se produjo el traspaso de la propiedad de Transportes de Tenerife SL, por un precio de 4,5 millones de euros, a una sociedad constituida con un capital social insignificante y exactamente un mes después de que apareciera ya esta recalificación en el PEP”, ha añadido el concejal.

Respecto a la segunda actuación, relacionada con la construcción de un nuevo edificio en el número 44 de la calle Manuel de Ossuna, ha indicado que lo único que consta es la solicitud por parte de la empresa de una certificación de alineaciones y rasantes, sin presentar en Urbanismo un proyecto pidiendo la licencia de edificación. Ante esta situación, el edil de Ordenación del Territorio ha manifestado que, al igual que con el caso anterior, se analizará minuciosamente una vez se conozcan más detalles para así velar por el cumplimiento de la legalidad.

Santiago Pérez, no obstante, ha recordado que el Gobierno local no puede frenar de forma arbitraria ninguna actuación que cumpla con los requisitos normativos. “Si el proyecto cumple, la concesión de licencia es un acto reglado y, si la Administración se negara, incurriría en una ilegalidad más que indiciariamente constitutiva de delito”, ha señalado.

“La Gerencia de Urbanismo actuará conforme a la ley para garantizar el desarrollo adecuado de La Laguna. Una ciudad como esta debe adaptarse a los tiempos, respetando sus edificios históricos, porque, de lo contrario, sería convertida en una ruina”, ha declarado el concejal. En este punto, ha agregado que ya está “muy avanzado” el estudio encargado para actualizar el catálogo del PGO, incluyendo un conjunto de edificios que tienen valor arquitectónico y que no están protegidos hasta la fecha, de la misma forma que ya se está tramitando en la modificación del catálogo del PEP.