Arranca la última fase del reasfaltado del camino El Matadero

La actuación, que se llevará a cabo en el tramo que sirve de enlace entre los núcleos de Los Baldíos y El Ortigal, comienza este martes y tendrá un plazo de ejecución aproximado de 10 días

La última fase de la repavimentación del camino El Matadero, en La Laguna, arrancará este martes para dar respuesta a una necesidad altamente demandada debido al deterioro que presenta esta vía, que discurre de manera paralela al aeropuerto del Norte y cuyo firme se encuentra en mal estado a causa del paso del tiempo y al alto volumen de tráfico rodado que circula por ella.

“Se trata de una intervención muy relevante debido a la necesidad de mejora que presenta y a que es muy utilizada por muchos residentes de El Ortigal y empresas ubicadas en zonas próximas”, resalta el concejal de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de La Laguna, Andrés Raya.

Los trabajos, con un tiempo de duración estimado de 10 días laborales, no implicará el corte de tráfico, ya que se permitirá la movilidad por uno de los dos carriles para facilitar a las vecinas y vecinos de la zona, así como a las empresas y la Unidad Militar de Emergencias (UME), el acceso a sus instalaciones y viviendas. No obstante, se producirán pequeñas retenciones intermitentes y cambios en las paradas del transporte público de guaguas.

Tras culminarse la mejora de la red de abastecimiento de agua en este camino por parte de la empresa mixta Teidagua, consistente en la ampliación del diámetro del trasvase de Montaña del Aire-Los Baldíos, este martes comenzará la repavimentación del tramo que sirve de enlace entre los núcleos de Los Baldíos y El Ortigal. Esta actuación supondrá el total acondicionamiento de esta vía, con un pavimento en muy malas condiciones y en la que destaca el paso de vehículos pesados procedentes, por ejemplo, del Matadero Insular de Tenerife y de la UME.

Los trabajos consistirán en extender una nueva capa de rodadura de aproximadamente dos kilómetros de longitud, previo saneo del firme existente, y permitirán “mejorar la seguridad vial en este camino tan transitado, respondiendo así a una antigua reivindicación ciudadana debido a su mal estado”, subraya Andrés Raya.