Ayuntamiento y Teidagua ponen fin a los problemas de canalización que sufren 100 viviendas de Finca Pacho

Se inicia la sustitución de la red de aguas fecales y pluviales de la urbanización para responder a una demanda histórica de los vecinos y vecinas residentes debido a su mal funcionamiento.  

Obra Finca Pacho
Obra Finca Pacho

El Ayuntamiento de La Laguna, a través de la empresa mixta Teidagua, ha iniciado las obras que pondrán fin a los problemas de evacuación de aguas que sufren desde hace casi dos décadas un centenar de viviendas de la urbanización Finca Pacho, en Taco. El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, y el gerente de la concesionaria del servicio de abastecimiento, Félix Armas, visitaron esta misma semana el lugar para comprobar el desarrollo de los trabajos.

“El comienzo de la actuación es un acontecimiento muy especial porque, después de 20 años de reivindicaciones por parte de los vecinos y vecinas que viven en esta zona para mejorar las canalizaciones de aguas pluviales y fecales, desde el Consistorio, junto a Teidagua, conseguimos responder a sus solicitudes y terminar con esta larga travesía”, destaca el alcalde.

Luis Yeray Gutiérrez afirma que, desde la entrada del nuevo grupo de Gobierno en el Ayuntamiento, en junio de 2019, “nos hemos marcado como prioridad resolver las necesidades de los laguneros y laguneras, en especial aquellas demandas históricas que nunca se han atendido. La mejora de la infraestructura de evacuación de Finca Pacho, así como el inicio de la primera fase de las obras de reposición de la urbanización de Las Chumberas, son dos ejemplos de los resultados de esta línea de trabajo”, recuerda. 

Por su parte, el gerente de Teidagua, Félix Armas, explica que las labores en los cinco bloques de Finca Pacho, construidos en 1986 y con 20 viviendas y dos locales cada uno, consisten en la sustitución de la antigua red para la recogida de aguas fecales y pluviales por una nueva, anulando la instalación existente debido “a la infinidad de problemas que ha causado en estos últimos 20 años porque realmente no estaba funcionando de forma adecuada”. Con esta actuación, que se prevé culminar en menos de un mes, indica que “los problemas de salubridad que han tenido históricamente se eliminarán radicalmente”.  

Durante la visita de Luis Yeray Gutiérrez y Félix Armas, vecinos y vecinas de la urbanización mostraron su satisfacción por el inicio de los trabajos y agradecieron la gestión realizada en este asunto, ya que recordaron que llevan sufriendo multitud de contratiempos desde hace más de 20 años, como filtraciones en sus viviendas.

Para poner fin a esta situación, Teidagua está ejecutando la sustitución de la antigua infraestructura de hormigón por nuevas redes separativas, adecuadas a los tiempos actuales y que cumplen con las normativas vigentes. Para ello, se empleará tubería de PVC de 200 mm de diámetro para las redes terciarias que parten desde los nuevos registros domiciliarios, conectados todos ellos a una nueva red principal de mayor capacidad, registrando las conexiones a esta red con pozo de registro circular ubicados en los patios interiores, hasta su conexión final en la red municipal.

Este nuevo entramado estará dotado de pendiente suficiente para favorecer el flujo del agua, por lo que supondrá una mejora en cuanto a la eliminación de olores, tupiciones, etcétera. Además, al tratarse de redes separativas, se plantea la desconexión de los bajantes de aguas pluviales que vertían de forma unitaria en la red de saneamiento, dotando a las viviendas de una nueva red, paralela a la de fecales, hasta verter en la vía pública mediante imbornal.