Bienestar Social recupera la formación presencial para mayores con 60 actividades cada semana en los barrios y pueblos de La Laguna

El programa de otoño incluye gimnasia, manualidades, yoga, pintura, estimulación cognitiva o nuevas tecnologías y se impartirá en las sedes de todas las asociaciones de mayores    

El Área de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna recupera la formación presencial para mayores, tras año y medio de pandemia, con un amplio programa otoñal de talleres formativos y de ocio que ofrecerá 60 actividades cada semana en las sedes de la treintena de asociaciones de mayores del municipio. Esta iniciativa está dirigida a personas a partir de los 55 años de edad y, mediante grupos reducidos y adaptados a las recomendaciones de seguridad sanitaria actuales, quiere recuperar actividades de apoyo esenciales para la salud, el bienestar, la integración tecnológica y el ocio saludable de un colectivo muy afectado por las restricciones asociadas a la covid-19.

El programa, que comienza este miércoles y finalizará antes de navidad, incluye cursos de manualidades, yoga, pintura, desarrollo educativo, cultura popular, estimulación cognitiva o Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), para mejorar el uso y aprovechamiento de internet y diferentes aplicaciones móviles. La iniciativa cuenta, además, con la colaboración de Radio ECCA y de Cruz Roja.

El concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, destaca que este programa “nos permite ir recuperando una normalidad muy esperada por la población mayor y constituye una importante herramienta de apoyo al bienestar físico y emocional” para las más de 38.000 personas mayores de 60 años que residen en La Laguna y que representan casi el 24% de la población del municipio.

Durante la pandemia, para mantener una prestación fundamental para las personas mayores y garantizar su seguridad, se optó por programar las acciones en formato virtual y por poner en marcha el novedoso programa Plazas Vivas, que tuvo que cancelarse con la subida del nivel de alerta sanitaria.

Para La Laguna, “la promoción del envejecimiento activo y saludable, así como la lucha contra la soledad no deseada se están convirtiendo en dos de los principales frentes de acción, todo en una estrecha colaboración con las asociaciones a través del Consejo Municipal de Mayores”, señala Ascanio. De hecho, estas entidades han participado de forma directa en el diseño del programa de otoño, seleccionando las actividades más demandadas por las personas asociadas.

El plan formativo para este último trimestre del año se incluye en una amplia red de medidas muy demandadas por las personas mayores de La Laguna y que se están poniendo en marcha mediante la colaboración transversal de varias áreas municipales. Entre estas acciones, se incluyen la línea telefónica de atención a personas mayores, una huerta urbana comunitaria para estos grupos de edad, varias iniciativas para la recuperación y puesta en valor de la memoria oral, como El Legado, además del proyecto La Laguna Cuida, una iniciativa pionera con la que se está analizando la soledad no deseada entre las personas mayores y la realidad del colectivo de cuidadoras y cuidadores informales.

Asimismo, existen dos líneas de ayudas económicas específicas para personas mayores, que se dividen en complementarias, es decir, destinadas a paliar gastos de alimentación y salud, e individuales, que están destinadas a la mejora de la vivienda, la eliminación de barreras arquitectónicas, la adquisición y renovación de útiles, y la reposición o adquisición de mobiliario básico, como las camas articuladas y colchones antiescaras.

Por otra parte, el concejal de Bienestar Social recuerda que se están dando los últimos pasos para integrar plenamente a La Laguna en la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud que implica adaptar las infraestructuras, servicios y programas municipales para que sean accesibles y respondan a las necesidades de las personas mayores.

De hecho, la ONU ha declarado esta década como el Decenio del Envejecimiento Saludable (2020-2030), una iniciativa que ayudará a reunir a expertos de las Naciones Unidas, la sociedad civil, los gobiernos y los profesionales de la salud para debatir los cinco objetivos de la estrategia global en esta materia, incluida en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y el plan de acción sobre el envejecimiento y la salud, al tiempo que repasan los avances y nuevos desafíos.