Casi medio millar de personas participan en la encuesta pública sobre el botellón en La Laguna

Rubens_Ascanio_archivo
Imagen de archivo concejal Rubens Ascanio

El Área de Bienestar Social y Drogodependencias de La Laguna  ha puesto en marcha el proceso colaborativo “Cuenta conmigo”, una iniciativa para analizar y promover acciones consensuadas con todos los sectores involucrados del municipio ante el uso y abuso de alcohol en la vía pública. Además de grupos de trabajo, ha puesto a disposición de la ciudadanía una encuesta anónima online, en la que ya han participado casi 500 personas y que registra una altísima presencia de jóvenes de entre 14 y 18 años, todo con el fin de recoger la máxima información posible sobre qué motiva el botellón, su alcance real y las medidas más apropiadas para ofrecer una respuesta eficaz a este fenómeno desde todos los estamentos sociales.

Esta iniciativa, que se desarrolla desde marzo y en el marco del programa local de prevención de las dependencias y adicciones “Cuenta Conmigo, Cuento Contigo”, quiere involucrar a toda la ciudadanía, uniendo a personas jóvenes y adultas con el fin de que  ayuden a diseñar y promover medidas que promocionen, desde una perspectiva intergeneracional y preventiva, la salud pública, la educación en la convivencia, las relaciones positivas y el bien común.

La encuesta, que está disponible en https://cutt.ly/ZS4dBXN, ha arrojado en este primer análisis de datos una altísima participación juvenil, ya que el 54% de personas participantes hasta la fecha tienen entre 14 y 18 años, seguido de los grupos de más de 30 años (21%), de 18 a 24 años (20%), y entre 24 y 30 años (5%).

Un dato que, para el concejal de Bienestar Social y Drogodependencias, Rubens Ascanio, revela “el interés de la población joven sobre este asunto, habitualmente ajeno a este tipo de procesos sociales, y el impacto positivo de las iniciativas que, en materia de prevención de las adicciones y dependencias, estamos realizando en los centros educativos de Secundaria de La Laguna”.

Este primer análisis recoge, de manera anónima, centenares de propuestas y valoraciones individuales, que se incorporan al debate de los grupos focales, formados por asociaciones, colectivos y vecinos y vecinas, y con las que se realizará un documento final con medidas consensuadas.

Las personas participantes plantean diversas medidas para prevenir las posibles conductas de riesgo de la práctica del botellón, que se pueden agrupar en mayor información sobre los efectos nocivos del alcohol, educar en referencia a la toma de decisiones saludables, campañas informativas y de concienciación, ejercicio de la parentalidad positiva, actividades y ocio alternativo saludable, así como control del acceso y venta de alcohol y ofrecer más espacios de socialización.

Ocio alternativo los fines de semana

En cuanto a la valoración de los cinco principales ítems, la gran mayoría califica de nada o poco importante la repercusión de incrementar el control familiar, a la vez que consideran muy o bastante importante realizar programas y actividades de ocio alternativo durante las tardes y noches de los fines de semana, hacer cumplir las legislaciones de uso de alcohol en vía pública y de venta de alcohol a menores, informar sobre los efectos nocivos del alcohol y sus riesgos asociados, así como hacer campañas en medios de comunicación.

Estos primeros resultados, que se ampliarán tras el verano, se hicieron públicos en la tercera reunión de trabajo de este proceso colaborativo, que tuvo lugar esta semana y que reunió a una veintena de jóvenes de diferentes asociaciones y colectivos. En este grupo focal, formado por personas de entre 14 y 30 años, se expusieron también los datos sobre consumo juvenil y conductas de riesgo, además de recopilar diversas sugerencias y propuestas.

Próximamente se reunirá otro grupo focal de personas adultas (a partir de 30 años), al que se ha invitado a representantes de los sectores empresariales del municipio, especialmente, de la hostelería, restauración y ocio nocturno; de los equipos directivos de los centros educativos de La Laguna, de la red InnovAS, de los vicerrectorados de Estudiantes y de Relaciones con la Sociedad de la ULL, de la Fundación de la Universidad y de las residencias universitarias, además de las AMPAS y AFAS de Secundaria, del movimiento asociativo local, en todas sus vertientes; comisiones de fiestas, agentes institucionales y/o sociales de atención y promoción de la salud (SCS, discapacidad, salud mental, etc.), cuerpos y fuerzas de seguridad, grupos políticos con representación municipal y del Foro Económico y Social de La Laguna.

De hecho, esta estrategia intergeneracional quiere escuchar a todas las partes y encontrar soluciones dialogadas y consensuadas para promover entornos seguros y saludables de ocio y tiempo libre para las personas jóvenes, un modelo recogido en el III Plan Municipal de Prevención de las Adicciones y Promoción de la Salud y que ya están aplicando conjuntamente las áreas municipales de Drogodependencias, Deportes, Juventud y Educación.

El Plan, que se elevará próximamente al Pleno para su aprobación definitiva, recoge la necesidad de una respuesta preventiva, integral e integrada desde las políticas públicas municipales, en el marco de la promoción de la salud y con actuaciones basadas en la ética del cuidado que deben ser gestionadas con una gran participación e interacción de los distintos niveles de Gobierno municipal, agentes económicos y sociales, y demás grupos de interés, tanto en la planificación como en la toma de decisiones y evaluación de estas políticas públicas.

Además del consumo de sustancias, este documento marco recoge medidas de sensibilización y prevención de conductas de riesgo en los juegos de apuestas, los videojuegos y el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), que están derivando en dependencias y adicciones que cada vez preocupan más, especialmente entre la población joven.