El Ayuntamiento amplía la calzada del camino Los Riveros para mejorar la seguridad vial

La Concejalía de Obras e Infraestructuras desmonta el talud que invadía uno de los carriles para que los vehículos puedan circular sin tener que ocupar el lado contrario

Camino Los Riveros
Camino Los Riveros

La Concejalía de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de La Laguna, que dirige Andrés Raya, ha iniciado los trabajos en el camino de Los Riveros, en el barrio de Los Baldíos, para mejorar la seguridad vial de la zona. La actuación, con un plazo estimado de ejecución de 30 días, consiste en ampliar el tramo de la calzada que se encuentra invadido por un talud de tierra, lo que imposibilita el tránsito adecuado de los vehículos en ese punto.

El edil responsable del área explica que, con esta intervención, “se pondrá fin a las invasiones del carril contrario que las conductoras y conductores se ven obligados a realizar por no disponer de espacio para circular por el lado correcto, unas maniobras muy peligrosas al implicar un riesgo para la vida de las personas ante los posibles accidentes que pueden conllevar”. Aunque supone un proyecto de escasa envergadura desde el punto de vista presupuestario, con una inversión de 24.693 euros, resalta su importancia “por la mayor seguridad que generará para la ciudadanía”.

El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, y el concejal de Obras e Infraestructuras visitaron recientemente el lugar para estudiar in situ la situación en la que se encuentra el tramo afectado.

Andrés Raya informa de que, debido a la localización de Los Riveros, junto a la carretera de competencia insular TF-265, con acceso a la autopista del Norte (TF-5), “la circulación ha crecido en el camino a pesar de no cumplir con las condiciones de seguridad oportunas. De hecho, la parte del carril que se encuentra interrumpida por el talud está cerca del cruce con la TF-265 y, como Administración responsable de su mantenimiento y conservación, debemos actuar para dar las mejores garantías a la población”, señala.

Esta actuación se basa en la ampliación del punto del trazado que se encuentra invadido, hasta alcanzar su alineación oficial según el planeamiento vigente. En la actualidad, ya se ha realizado el desmonte del talud y del antiguo cerramiento, ocupando hasta ocho metros de trayecto, y se ha colocado el cerramiento en su nueva alineación para dar continuidad al acerado existente. Además, en estos momentos se está procediendo a la repavimentación del camino.

Andrés Raya recuerda que esta obra forma parte del plan anual de organización de trabajos elaborado por el área para mejorar las vías de carácter municipal que sufren un mayor nivel de deterioro y que presentan deficiencias en materia de seguridad y accesibilidad. Para la selección de cada una de las intervenciones, indica que se han tenido en cuenta criterios técnicos y las demandas vecinales.