El Ayuntamiento avanza en la mejora de la seguridad vial con el reasfaltado de seis calles en zonas residenciales

El área de Obras e Infraestructuras invierte 80.000 euros en rehabilitar el firme de Los Horóscopos, Libra, Géminis y Acaymo, a las que se sumarán las vías A- El Gramal y Juan Bordón Falero  

La Concejalía de Obras, Infraestructuras y Accesibilidad del Ayuntamiento de La Laguna sigue avanzando en la mejora de la seguridad vial en el municipio, con el reasfaltado de seis calles en áreas residenciales. Todas estas intervenciones forman parte del programa de repavimentación planificado para este añoa través del que se han renovado más de una quincena de vías de titularidad municipal.

Entre los últimos trabajos culminados, se encuentran los llevados a cabo en Los Horóscopos, Libra y Géminis, en Hoyo de Gracia. Con un presupuesto de 40.000 euros, consistieron en la rehabilitación del firme y de la señalización horizontal.

Aparte de estas labores, desde el área ya se han planificado y se están desarrollando otras acciones similares, algunas de ellas incluyendo la mejora de la accesibilidad, con el propósito de dar respuesta a las necesidades más acuciantes antes de que acabe el año. Entre ellas se encuentra la calle Acaymo (en Finca España), actualmente en obras para adecuar la calzada y las aceras, lo que implica una inversión de 40.000 euros.

El domingo 14, además, comenzará la repavimentación de la Calle A-Urbanización El Gramal, en horario nocturno, y el lunes 15 de Juan Bordón Falero.

Estas seis vías se suman a las más de 15 que ya se han mejorado a lo largo de este ejercicio, como son los casos de San Francisco y San Fernando, Océano Índico y el camino La Rúa. El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, y el concejal de Obras, Infraestructuras y Accesibilidad, Josimar Hernández, recuerdan que una de las principales líneas de trabajo del Ayuntamiento “es reforzar la seguridad vial en los distintos barrios y pueblos laguneros, priorizando aquellas calzadas con un mayor grado de deterioro, algunas de ellas sin ser acondicionadas desde hace más de 10 años, y las que sufren importantes eventualidades”.

El edil, además, especifica que, durante la ejecución de este tipo de obras, “siempre” se toman medidas y se desarrollan de forma paulatina “para minimizar las molestias a la ciudadanía, sobre todo a las vecinas y vecinos que residen en los núcleos de actuación”. Las intervenciones, por tanto, se llevan a cabo “teniendo en cuenta no solo las horas con mayor intensidad de tráfico, sino también los inconvenientes que causan este tipo labores, como puede ser el ruido de la maquinaria pesada necesaria para rehabilitar el firme”.