El Ayuntamiento culmina la reforma de la plaza de Barrio Nuevo para disfrutar de un espacio más amplio y accesible

El alcalde celebra la finalización de las obras para responder “a una demanda vecinal histórica”, con un espacio de más de 1.000 metros cuadrados destinados a la ciudadanía  

La Concejalía de Obras, Infraestructuras y Accesibilidad del Ayuntamiento de La Laguna culmina en estos días la remodelación de la plaza Domingo Cruz Cabrera, diseñada con la participación de las vecinas y vecinos de Barrio Nuevo para que realmente responda a sus demandas y necesidades. Después de ocho meses de trabajo, la previsión del área es que pueda abrirse al público de forma inminente, una vez se coloquen los báculos del alumbrado público que quedan pendientes y la actuación sea recibida por la Corporación.

El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, ha visitado esta semana el lugar para comprobar el resultado de la intervención, consistente en la transformación “de la antigua plaza en un espacio de 1.124,50 metros cuadrados dedicados al disfrute de la ciudadanía, en el que ahora podrá celebrar sus fiestas y actividades con las máximas garantías de seguridad y de accesibilidad”, celebra el regidor local.

La remodelación, con un presupuesto de 208.650 euros, ha consistido en el incremento de la vieja superficie con la incorporación de las calles El Rosario y Doctor Pasteur, su división en dos partes para que una de ellas pueda ser utilizada como escenario y en la renovación integral de todos sus elementos, conservando el laurel de indias que ya existía en el lugar.

“Las vecinas y vecinos de Barrio Nuevo, por fin, contarán con un espacio de encuentro lo suficientemente grande en el que poder disfrutar de su tiempo libre”, resalta Luis Yeray Gutiérrez, quien espera que pueda abrirse al público “cuanto antes”. Con su culminación “damos cumplimiento al compromiso que adquirimos a principios de mandato para dar soluciones a esta demanda histórica. Hemos venido a hacer, y continuaremos esforzándonos y dando pasos para responder al resto de reivindicaciones y solicitudes que quedan pendientes, porque estamos comprometidos con los laguneros y laguneras y, por tanto, también con las vecinas y vecinos de Barrio Nuevo”, agrega.

Por su parte, el concejal de Obras e Infraestructuras, Josimar Hernández, detalla que la reforma de la plaza dedicada a Domingo Cruz Cabrera, promotor de este núcleo lagunero en el primer tercio del siglo pasado, ha permitido aumentar su superficie en unos 480 metros cuadrados y adecuarla a los estándares de accesibilidad, por lo que “toda la ciudadanía, sin excepción, podrá disfrutar de esta zona totalmente renovada de una manera segura, porque también conlleva una limitación del tráfico rodado en este punto”.

El edil advierte de la “situación de inseguridad” que existía en el espacio, porque se encontraba “cercado por calles con un elevado tránsito de vehículos y se localiza en un núcleo con una gran actividad, no solo por estar cerca del centro de la ciudad, sino también por la cantidad de vecinas y vecinos que viven en este lugar”. Estas condiciones “nos llevaron a priorizar la ejecución de este proyecto, porque reduce el riesgo de que se produzcan incidentes y, sin duda, mejora la calidad de vida de Barrio Nuevo”, añade.

Josimar Hernández agradece al equipo de Obras e Infraestructuras “el esfuerzo” que ha realizado para sacar adelante esta actuación, así como a la población residente “la enorme paciencia que han tenido durante tanto tiempo y durante estos meses de trabajos”.