El Ayuntamiento despliega un dispositivo integral de limpieza en el barrio de San Miguel de Chimisay

Los trabajos en este núcleo, que han permitido retirar 5.970 kilos de enseres, muebles y electrodomésticos antiguos, suponen el inicio de un nuevo ciclo de operativos por distintos puntos del municipio  

La Concejalía de Servicios Municipales del Ayuntamiento de La Laguna ha desplegado un dispositivo integral de limpieza en San Miguel de Chimisay a petición del propio alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, tras la visita realizada a este barrio de Taco.

El regidor local acudió a mediados de abril a este núcleo residencial para recoger y atender las demandas de la ciudadanía, entre las que se encontraba la mejora de la limpieza y la recogida de residuos. Con estas labores, que “se seguirán realizando de forma periódica”, Luis Yeray Gutiérrez destacó “que se da respuesta a una de las principales necesidades trasladadas aquel día por vecinas y vecinos de este núcleo”. De igual forma, recordó que desde la Corporación “se continuará trabajando para resolver el resto de solicitudes realizadas, relacionadas por ejemplo con la mejora de la seguridad vial y de una zona de aparcamientos”.

El primer dispositivo de limpieza ejecutado tras la visita del alcalde ha permitido retirar 5.970 kilos de enseres, muebles y antiguos electrodomésticos y ha implicado el uso de 75.000 litros de agua para el fregado de los espacios públicos. Este operativo, desarrollado durante tres días consecutivos, ha incluido, además, el desbroce en calles y aceras, el barrido mecánico de calles, la reparación y lavado de contenedores y papeleras y la limpieza de solares, imbornales y pintadas.

Un grupo de trabajo formado por 13 personas se ha encargado de llevar a cabo estas labores, con la ayuda de nueve medios mecánicos.

El concejal de Servicios Municipales, Josimar Hernández, informó de que la intervención realizada en San Miguel de Chimisay supone “el inicio de un nuevo ciclo de dispositivos a desarrollar en distintos barrios y pueblos del municipio, con el previo análisis para determinar aquellas actuaciones de mayor urgencia”. Para detectar qué lugares requieren de un esfuerzo adicional de acondicionamiento, “independientemente de los trabajos diarios que ya se realizan”, indicó que se tendrán en cuenta criterios técnicos y las demandas de la propia ciudadanía.

El edil recordó que el propósito de estos operativos “es mejorar el aspecto de los espacios públicos y la funcionalidad de servicios básicos, con el fin de dar mayor comodidad a la población. Para ello, se actúa en diversos ámbitos, como en el sistema viario, el alumbrado y el suministro de abastecimiento de agua, teniendo en cuenta las necesidades de cada zona”.