El parque Mayber Llombet incorpora 45 carteles didácticos para dar a conocer su riqueza vegetal

La Concejalía de Servicios Municipales incluye códigos QR en la nueva señalética, colocada junto a los ejemplares más relevantes para difundir el valor y el conocimiento de las especies canarias  

La Concejalía de Servicios Municipales del Ayuntamiento de La Laguna ha colocado 45 carteles didácticos en el parque Mayber Llombet para dar a conocer su riqueza vegetal, que recientemente se ha visto potenciada con la plantación de nuevas especies autóctonas. El edil responsable del área, Josimar Hernández, informó de que esta nueva señalética, elaborada con material sostenible, “busca despertar el interés por la vegetación canaria, mediante la incorporación de códigos QR para que las personas que visiten este espacio puedan descubrir fácilmente las principales características de los ejemplares que allí se encuentran”.

La cartelería, de madera y realizada por la empresa Interjardín, incluye de forma individualizada los nombres comunes y científicos y los QR correspondientes, que dirigen a las páginas específicas de cada especie localizadas en la web del Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias (Biota). Esta herramienta, dependiente del Gobierno autonómico, está en funcionamiento desde 1998 y constituye el registro oficial del Archipiélago, aglutinando información de todas las especies silvestres, marinas y terrestres.

Algunas de las más relevantes que se encuentran en el parque y que vienen recogidas en Biota son el guaydil, el sanjuanero, el pino canario, el laurel y el matorrisco común, entre otras. Josimar Hernández destacó que los carteles “permiten conocer, a través del teléfono móvil, las características principales de los ejemplares más reseñables que se ubican en el espacio, favoreciendo el conocimiento de cada uno de ellos y fomentando la concienciación sobre su conservación”.

El concejal recordó que el parque Mayber Llombet, ubicado en el barrio de Geneto, es una de las áreas de esparcimiento más destacables del municipio por su singularidad, al estar integrada por una zona verde de casi 9.000 metros cuadrados, en donde sobresale la flora autóctona macaronésica, dos espacios de juego infantil y una superficie deportiva.

En la actualidad se encuentra totalmente renovado, después de que Servicios Municipales invirtiera más de 100.000 euros en “mejorar la seguridad y accesibilidad del enclave, instalar material homologado y colocar nuevo mobiliario”. Entre las actuaciones llevadas a cabo, Josimar Hernández resaltó la rehabilitación de toda la red de riego para el cuidado de la vegetación y la plantación de más especies para potenciar su riqueza vegetal. Todas las mejoras realizadas -agregó- “han permitido convertir este lugar de esparcimiento en uno de los más completos de La Laguna, garantizando el disfrute de toda la familia en un entorno con gran valor natural”.