La Laguna adecúa la plaza de Gracia con la mejora del parque infantil y del mobiliario urbano

El Ayuntamiento renueva la imagen del espacio con el acondicionamiento de la zona de juego y la sustitución de elementos deteriorados

El Ayuntamiento de La Laguna ha renovado la imagen de la plaza de Gracia gracias a la ejecución de una batería de trabajos, consistentes en rehabilitar todos aquellos elementos que se encontraban deteriorados. Las distintas mejoras -impulsadas desde las concejalías de Servicios Municipales y Obras, Infraestructuras y Accesibilidad- se han centrado en el acondicionamiento del parque infantil (con la sustitución del equipamiento en mal estado y la instalación de nuevos juegos), en labores de mantenimiento y en la colocación de mobiliario urbano.

El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, y el edil responsable de las dos áreas, Josimar Hernández, visitaron recientemente el lugar para comprobar los resultados de las intervenciones, dirigidas a “dotar de mayor seguridad y comodidad esta zona tan frecuentada, avanzando con ello hacia un municipio con mayor calidad de vida”, subrayó el regidor local. 

Según informó, como las actuaciones ya están concluidas, “el parque ha sido reabierto para que las niñas y niños puedan ir a jugar a una instalación mucho más completa y moderna, con equipamiento para menores de entre 1 y 10 años, mientras sus padres y madres pasan ese tiempo libre en un sitio bien acondicionado”.

Por su parte, Josimar Hernández puso en valor “las mejoras tan importantes que se pueden conseguir sin tener que realizar grandes inversiones, como por ejemplo con estas obras de mantenimiento en la plaza, sin coste directo para la Corporación, y con la rehabilitación del parque infantil, con un presupuesto de 15.300 euros. Con una gestión responsable, hemos respondido a una necesidad: ofrecer mayor calidad y seguridad a la ciudadanía en este espacio público”, remarcó el concejal.

La intervención en la zona de juego ha consistido en la retirada del equipamiento estropeado y la instalación de nuevo pavimento amortiguador -para proteger a las niñas y niños de posibles golpes-, un complejo de torre (con pasarela, tobogán y trepa) y diversos muelles (simples, dobles y múltiples).

El resto de labores han servido para acondicionar el conjunto de la plaza, como con su pintado, la reparación de los elementos deteriorados y la colocación de mobiliario urbano (bancos y papeleras).