La Laguna avanza en políticas de inclusión con la cuarta Mesa Municipal del Pueblo Gitano

Mesa Pueblo Gitano La Laguna archivo
Mesa Pueblo Gitano La Laguna archivo

La Laguna ha celebrado este miércoles (21 de julio) la cuarta reunión de la Mesa Municipal del Pueblo Gitano, un encuentro que se celebró de forma virtual y en el que se avanzó en la elaboración del reglamento interno que regirá este organismo consultivo y participativo, que reúne a las asociaciones que representan a estas vecinas y vecinos de La Laguna con ediles de todos los grupos políticos de la Corporación y responsables de varias áreas de gobierno. Este documento constituirá la base para desarrollar el primer Plan municipal para la plena inclusión social, laboral, educativa y económica de la población gitana local, una de las más amplias y antiguas de Canarias.

Esta cuarta reunión, promovida por el Área de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna, fue presidida por su concejal, Rubens Ascanio, y contó con la participación de la edil de Patrimonio Histórico, Elvira Magdalena Jorge; del responsable de Desarrollo Local, Juventud y Educación, José Juan Gavilán, y de la concejala de  Presidencia y Mercados, Carla Cabrera. Además de la presidenta de la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones, Elsa María Ávila; del portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Juan Antonio Molina,  y de la concejala del grupo de Coalición Canaria, Carmen Luisa González.

Asimismo, asistieron la presidenta de la Asociación de Mujeres Gitanas Romí Camela Nakerar e impulsora de la oficina Centro de Apoyo Integral al pueblo gitano Kamira, Josefa Santiago; Juan Antonio Santiago, de la Asociación Sociocultural Gitana Karipen, y el presidente de la Federación E Rroma Va y vocal del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, José Carmona.

Esta iniciativa, que se enmarca en la Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana, apuesta por la participación efectiva y por desarrollar políticas locales de inclusión del pueblo gitano y promoción de la mujer gitana dentro de la comunidad y la sociedad, como acciones estratégicas en un marco municipal de defensa de los derechos humanos, la dignidad, la no discriminación y la igualdad de oportunidades.