La Laguna da a conocer el anteproyecto del futuro centro que difundirá la necrópolis guanche de El Becerril

Presentación Centro de Interpretación Arqueológica
Presentación Centro de Interpretación Arqueológica

La Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de La Laguna ha dado a conocer este lunes el anteproyecto del futuro Centro de Interpretación El Becerril, un documento que establece las primeras ideas de esta edificación dirigida a divulgar el legado guanche que se localiza en esta zona de La Cuesta. La edil responsable del área, Elvira Jorge, y el arquitecto redactor, Joaquín Galera, han sido los encargados de ofrecer la presentación, durante la que aludieron a las características principales del inmueble, como su diseño en cuatro plantas y el ascensor panorámico de 15 metros de altura.

“Se trata de un acto muy importante” que, según destacó Elvira Jorge, evidencia la apuesta de la Concejalía por “poner en valor este enclave”, tal y como recoge la moción aprobada en el pleno de febrero. Esta propuesta, compuesta por una decena de puntos, contempla no solo la construcción de esta instalación “lo más cerca posible del barranco de Santos, puesto que esa es su ubicación natural, y en los barrios de Salud Alto, El Rocío y La Candelaria”; sino también la instancia al Cabildo de Tenerife para que declare Bien de Interés Cultural los enterramientos situados entre los barrancos de Santos, Tabares y Montaña de Guerra; y la petición al Gobierno de Canarias para que ayude a costear prospecciones arqueológicas en el entorno.

La edil recordó que se trata de una zona “invisibilizada” y que aún puede “dar sorpresas”, después de tantos años desde su descubrimiento, gracias a las prospecciones que realizará la Dirección General de Patrimonio Cultural del Ejecutivo regional en las cuevas colgadas de El Becerril y a los sondeos y excavaciones que costeará la propia Concejalía.

Elvira Jorge aludió a dos razones claves que justifican la “importancia de esta necrópolis”. Supone un gran descubrimiento, llevado a cabo por Luis Diego Cuscoy en 1944 y 1945, por la cantidad de restos óseos de población aborigen que se encontraron: un total de 50 individuos, acompañados de un ajuar funerario abundante. Además, en ese momento no estaba expoliado y existen “escritos de historiadores relevantes que hablan del enorme servicio que los restos hallados en las cuevas funerarias o en las necrópolis han hecho para conocer la historia, vida y muerte de los guanches”.

La concejala subrayó que “esos son los motivos” por los que desde el área se sigue “avanzando” en la tarea de “poner nuestro patrimonio arqueológico en el lugar que se merece, protegiéndolo, difundiéndolo y dándolo a conocer”. Para ello, entre las líneas estratégicas en las que se trabaja se encuentra el Centro de Interpretación Arqueológica El Becerril (CIAB), ya con el anteproyecto finalizado y la redacción del proyecto básico y de ejecución encargados a la empresa pública Gesplan, a través de los que se concretarán todos los detalles de la futura edificación.

Elvira Jorge agradeció la colaboración al Gobierno canario y al Cabildo de Tenerife, así como a las áreas municipales implicadas, también tuvo palabras de agradecimiento para Joaquín Galera, por su “implicación, profesionalidad y cariño a la hora de elaborar el anteproyecto”.

Por su parte, el arquitecto redactor puso de relieve el futuro CIAB, porque será el “primer edificio dedicado a la cultura guanche” con el que también se busca “dinamizar” la actividad económica de la zona y favorecer el conocimiento de los valores arqueológicos y naturales de Anaga.

Con un presupuesto estimado en principio en unos tres millones de euros, entre las características recogidas en el documento se encuentra su ubicación una parcela de titularidad municipal, de unos 1.000 metros cuadrados, las diversas salas expositivas contempladas y el ascensor panorámico que llevará a un sendero.

Joaquín Galera resaltó que el inmueble será totalmente accesible para que “cualquier persona pueda disfrutar de estos valores”, teniendo en cuenta también el trayecto hasta las cuevas, y sostenible, ya que tendrá placas fotovoltaicas para su autoabastecimiento. De igual forma, se prevé la incorporación de una cafetería y un espacio para desarrollar actividades educativas.