La Laguna destina 30.000 euros a la Asociación San Miguel para facilitar la integración sociolaboral de las personas que están tratando sus adicciones

El proyecto SOL ofrece un servicio personalizado de orientación y mediación para el empleo que implica a las personas en su desarrollo y autonomía       

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de La Laguna aprobó ayer (4 de julio) renovar el convenio de colaboración con la Asociación de Cooperación Juvenil San Miguel Adicciones para facilitar la integración y normalización sociolaboral de las personas del municipio que se encuentran en tratamiento por dependencias derivadas del consumo de sustancias o comportamentales. El Área de Bienestar Social aportará una subvención de 30.000 euros para cofinanciar el proyecto SOL de esta organización, un servicio de orientación y mediación laboral que apuesta por la atención personalizada en el proceso de formación y búsqueda de empleo y por implicar a las personas en su desarrollo,  autonomía y bienestar.

El concejal de Bienestar Social y Drogodependencias, Rubens Ascanio, explica que este proyecto comparte “nuestra visión de las políticas sociales, con las que estamos apostando por reforzar los cuidados y la atención a las personas más vulnerables, yendo a cada grupo de riesgo, apoyando y trabajando directamente con los colectivos y entidades del tercer sector que mejor conocen cada realidad y promoviendo la transversalidad y la participación, muy necesarias especialmente en el caso de las dependencias y adicciones”.

En el caso de la integración sociolaboral de las personas vulnerables, “tenemos claro que las fortalezas y debilidades para acceder al empleo son distintas en cada persona y no solo influye la situación en la que se encuentra por su drogodependencia, también factores de género, edad, situación familiar o experiencia. Al igual que no se puede hablar de un único mercado laboral, no es posible, por tanto, hablar de una única acción global, sino de un trabajo en el que todas las partes se impliquen al cien por cien”, señala el edil.

El proyecto SOL está dirigido a personas en situación de desempleo, empleo precario o que necesiten un cambio en su entorno laboral como medida terapéutica y en el marco de sus tratamientos por adicciones en La Laguna. Este proceso se organiza a través de un programa personalizado que incluye el diagnóstico social, el desarrollo y potenciación de las habilidades y capacidades personales necesarias, el diseño de un itinerario personalizado a través de un proyecto de incorporación, el seguimiento y la evaluación del proceso, así como la coordinación con recursos específicos y generalistas.

Así, mediante un proceso personalizado y flexible, se evalúan las expectativas, motivaciones y posibilidades de la persona usuaria en relación con el mercado laboral, a la que se informa, orienta y asesora sobre la dirección a seguir en el proceso de formación y búsqueda de empleo, pero también se la implica en su participación consciente y activa con el entorno.

Rubens Ascanio agradece “a la presidenta de la Asociación, Teresa de la Rosa Vilar, y a todas las personas que trabajan en San Miguel Adicciones su atención a uno de los colectivos sujetos a una de las situaciones de mayor vulnerabilidad. Su apuesta por un modelo de integración sociolaboral que parte de las necesidades de cada persona tiene un altísimo valor y es una contribución muy importante a la promoción de la autonomía personal y al desarrollo social de la ciudadanía de La Laguna”.

Nueva estrategia municipal

Además, el concejal recuerda que “hemos puesto en marcha una nueva estrategia de prevención de las drogodependencias y otras adicciones en La Laguna porque nos enfrentamos a una situación multifactorial y en constante evolución, que requiere una respuesta conjunta. Así, a través de un trabajo en red, estamos promoviendo un marco de promoción de la salud y actuaciones basadas en la ética del cuidado, que son gestionadas con una gran participación e interacción de los distintos niveles de Gobierno municipal, agentes económicos y sociales, y demás grupos de interés, tanto en la planificación, como en la toma de decisiones y evaluación de estas políticas públicas”.

La Laguna cuenta con el Servicio municipal de Información, Orientación y Atención a las Drogodependencias y otras adicciones (SIOAD) y el Área se encuentra en las últimas fases para poner en marcha el Consejo Municipal de Prevención de las Adicciones, que ya cuenta con nuevo Reglamento actualizado, y la aprobación definitiva del III Plan Municipal de Prevención de las Adicciones y Promoción de la Salud, que plantea su vigencia hasta 2029.

Este nuevo marco estratégico va más allá de los dos planes locales sobre drogodependencias anteriores, al añadir a los consumos de sustancias otras conductas, como los juegos de apuestas, los videojuegos y aquellas consideradas de riesgo en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), que están derivando en dependencias y adicciones que cada vez preocupan más, especialmente entre la población joven. Además, incorpora una amplia estrategia de prevención, sensibilización y promoción de la salud actualizada a los nuevos retos y que involucra a todos los sectores de la comunidad.

Cabe recordar que el Área de Bienestar Social ostenta la gestión de la prevención de las Dependencias, término que aglutina a todas las adicciones o drogodependencias, conforme a lo establecido en la Estrategia Nacional 2019-2024, desde las sustancias a las comportamentales.

Una asociación referente con casi medio siglo de historia

La Asociación de Cooperación Juvenil San Miguel Adicciones es una ONG sin ánimo de lucro de ámbito nacional, con más de 45 años de historia y cuyo objetivo principal es el tratamiento integral de las conductas adictivas. Es pionera en Canarias en la intervención con drogodependencias y fue reconocida por ello con el Premio Reina Sofía.

San Miguel trabaja en materia de prevención, asistencia, incorporación social y formación, para lo que cuenta con varios equipos multidisciplinares. Gestiona una Unidad de Atención a la persona Drogodependiente (UAD) en La Laguna, en la que se facilita el acceso a sus tratamientos de deshabituación, así como un Programa de Intervención con Adolescentes y un servicio de orientación a familiares, entre otras iniciativas.