La Laguna participa en Mérida en la celebración del 50 aniversario de la Convención de Patrimonio Mundial

La Laguna participa en Mérida en la celebración del 50 aniversario de la Convención de Patrimonio Mundial

50 aniversario convencion patrimonio mundial teatro foto familia-2
50 aniversario convención patrimonio mundial teatro foto familia

La Laguna ha participado esta semana en la ciudad de Mérida en los actos con motivo de la celebración del 50 aniversario de la Convención de Patrimonio Mundial, aprobada por la ONU en 1972 para salvaguardar el patrimonio cultural y el patrimonio natural ante las cada vez más evidentes amenazas de destrucción. El acto institucional, organizado por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España (GCPHE), al que pertenece La Laguna, y el Ministerio de Cultura y Deporte, ha contado con la presencia de la concejala de Patrimonio Histórico, Elvira Jorge.

“Las Ciudades Patrimonio Mundial somos muy conscientes de los retos y desafíos a los que nos enfrentamos, y queremos trabajar de forma coordinada en políticas que garanticen su conservación, su difusión y su mejor conocimiento para el futuro”, ha indicado Elvira Jorge, quien recuerda que el lema elegido por la Unesco para este 50 aniversario de la convención es ‘Los próximos 50 años, el Patrimonio Mundial como una fuente de resiliencia, humanidad e innovación para las generaciones futuras.

El Museo Nacional de Arte Romano de Mérida acogió el acto institucional de celebración en España del 50 aniversario de la Convención del Patrimonio Mundial, en el que tomaron parte el subsecretario de Cultura y Deporte del Gobierno de EspañaEduardo Fernández Palomares; el actual embajador permanente de España ante la Unesco, José Manuel Rodríguez Uribesel presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el anfitrión, el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, además del presidente del GCPHE y alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo.

El acto sirvió de preámbulo al XVI Encuentro de Gestores de Patrimonio Mundial de España, un encuentro que contó con prestigiosas autoridades en la materia a nivel nacional e internacional. El encuentro sirvió para realizar un balance de la aplicación de la Convención de Patrimonio Mundial, de sus logros y su alcance, pero también para reflexionar acerca de los retos que afrontan los sitios Patrimonio Mundial en la actualidad y a los que deberán enfrentarse en el medio y largo plazo, como el cambio climático, el reto demográfico o la brecha tecnológica. En torno a temas como el desarrollo sostenible, las herramientas de planificación y la gestión del turismo, este XVI Encuentro reunió a profesionales y gestores de sitios Patrimonio Mundial naturales y culturales para animar el debate y fomentar el intercambio de experiencias.

La sede de la Asamblea de Extremadura ha acogido las jornadas, que abordó en el primer bloque la importancia del patrimonio mundial y el desarrollo sostenible, con la participación de Victoria E. Trasobares Ruiz, directora de la Asociación Territorio Mudéjar; de Ana Santorun Ardone, coordinadora y directora de la Torre de Hércules, de Manuel Marcos Ramón, arquitecto municipal de la concejalía de Patrimonio del Ayuntamiento de Segovia y de Marta Uriarte, directora Gerente del Puente de Bizkaia.

Las conclusiones incluyen que “del bloque relacionado con el desarrollo sostenible podemos destacar la importancia de facilitar espacios de encuentro en los sitios patrimonio mundial; crear plataformas atractivas que faciliten la creación de vínculos y arraigo en el territorio, especialmente con la población joven, para después poder realizar una investigación adecuada a pie de territorio y que se pueda proyectar adecuadamente. Es importante identificar los puntos de unión y de convergencia identitaria para poder sacar el máximo provecho”.

El segundo bloque abordó la planificación y las herramientas de gestión en el patrimonio mundial. Las conclusiones señalan que “la principal herramienta que tenemos son los planes de gestión, que Unesco nos obliga a aplicar a los sitios patrimonio mundial, aunque hoy por hoy es una tarea pendiente, ya que muchos de nuestros socios aún no tienen planes. Estamos de acuerdo en que son herramientas muy útiles y necesarias y que tenemos que trabajar en ello, ya que hay que entender que los planes de gestión que nos manda Unesco  tienen como finalidad la protección de estos bienes patrimonio mundial y de su valor universal”.

Con la participación de Cipriano Marín Cabrera, experto consultor de la UNESCO; Luis Lafuente Batanero, director General de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid y de Miquel Àngel Maria Ballester, vicepresidente y consejero de Cultura, Educación, Juventud y Deportes del Consell Insular de Menorca, las conclusiones de la Jornada recalcan que “el concepto clave es que estos planes no vienen a sustituir la legislación y la planificación existente,  sino que ayudan a coordinar a todas las personas, los actores y las áreas que participan en la gestión habitual que hacen los sitios patrimonio mundial entre sí y es necesario no confundir la planificación habitual con los planes de gestión”.

También se hace constar que “hay muchos casos diversos de bienes patrimonio mundial, cada uno con una situación muy diferente, y todo eso es necesario recogerlo en el plan que ayudará a coordinar internamente todos los recursos, tanto económicos como humanos, de los que disponen las administraciones. Estos planes no tienen que ser unos documentos complejos sino algo ligero que sea útil para las administraciones y su aplicación en el día día”.

La tercera sesión estaba centrada en turismo cultural y en el patrimonio mundial y turismo sostenible, con la participación de Jordi Tresserras. Presidente de ICOMOS España; Jesús Corroto, gerente del Consorcio de la Ciudad de Toledo y Javier García Turza, de la Asociación de Municipios del Camino De Santiago. Las conclusiones ponen de manifiesto que “ha habido una convergencia en las presentaciones de Jordi Tresserras y de Jesus Corroto en torno a la colaboración público-privada. En el caso del primero, ha resaltado la colaboración de centros históricos y plataformas turísticas y, el segundo, ha mencionado los proyectos para atraer habitantes a los centros históricos, más concretamente en el caso de Toledo, pero al mismo tiempo con planes de reconversión en vivienda para mantener vivos esos centros. Finalmente, Tresserras también se ha referido a los nómadas digitales, un nuevo tipo de turismo, y ha explicado el caso concreto de México y de cómo en algunos casos es un turismo deseable hasta cierto punto”.