La Laguna pone en valor el acervo del patrimonio mundial desde y para las personas con discapacidad

Ambos organismos distribuyen agendas inclusivas en formato de Lectura Fácil entre las 14 entidades del CEVA Anchieta, que atienden a una media diaria de 150 personas

Los concejales de Patrimonio Histórico y Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna, Elvira Jorge y Rubens Ascanio, respectivamente, entregaron este miércoles 150 agendas inclusivas para su distribución entre las personas usuarias del Centro municipal de Entidades de Voluntariado y Asociaciones (CEVA) Anchieta, una iniciativa que quiere poner en valor el acervo del patrimonio mundial desde y para todas las personas, incluidas aquellas con determinados tipos de discapacidad.

Las agendas, ilustradas con distintas imágenes de elementos representativos del patrimonio mundial, han sido elaboradas por usuarios y usuarias con discapacidad de la Asociación Activoz, en formato de Lectura Fácil (LF) y con pictogramas de fácil comprensión para garantizar la accesibilidad y la inclusión de las personas con dificultades  cognitivas, lectoras…

Las 14 organizaciones que tienen sede en el CEVA Anchieta y que atienden a una media diaria de 150 personas en este espacio público trabajan con diferentes colectivos en materias relacionadas con la discapacidad, la dependencia, la exclusión social, el medio ambiente, la inserción social y laboral o la atención y apoyo a personas con diferentes patologías y sus familias, como alzhéimer, daño cerebral adquirido, cáncer de mama, fibrosis quística, síndrome de Down o fibromialgia, entre otras.

La concejala de Patrimonio Histórico, Elvira Jorge, señaló que la iniciativa “continúa en la línea que nos hemos marcado como prioritaria desde el área para impulsar el conocimiento y la difusión de los bienes patrimoniales de nuestra ciudad entre todas las personas, sin excepción, sin que la discapacidad suponga un impedimento. Con esta agenda inclusiva, desde Patrimonio Histórico se sigue contribuyendo a hacer efectivo el derecho al conocimiento y al disfrute del nuestro patrimonio cultural, así como a la sensibilización de la sociedad en general de la necesidad de difundir nuestro patrimonio para protegerlo. Del mismo modo, se apoya el derecho a la inclusión de toda la ciudadanía, incluyendo incluso algunos pictogramas para que la población pueda aprender a hacer uso de los mismos de cara a comunicarse con las personas que se comunican diariamente con ellos”.

En este encuentro, en el que también se hizo entrega de un refuerzo de mascarillas adultas e infantiles para su distribución entre las personas usuarias, el edil de Bienestar Social, Rubens Ascanio, agradeció “el esfuerzo que están realizando todas las entidades que desarrollan su trabajo en este espacio de voluntariado y atención social, las cuales, a pesar de las dificultades del último año, han mantenido un nivel de atención muy positivo para cientos de vecinos y vecinas de La Laguna, con situaciones muy complejas y que se han visto agravadas por la COVID-19. Esperamos que esta agenda sirva para apuntar muchas fechas positivas, que superemos la pandemia y este 2021 se llene de fechas de encuentro, de reivindicación, de visibilidad, incluso, si es posible, de celebración”.

Asimismo, Ascanio destacó que, “una vez más, desde el Área de Elvira Jorge se ha optado por poner el patrimonio municipal al servicio de todas las personas, con independencia de sus capacidades. En Bienestar Social también seguiremos colaborando para fomentar la accesibilidad e inclusión en los proyectos e iniciativas que se desarrollen en el municipio, por ejemplo, facilitando intérpretes de lengua de signos para actos públicos o el diseño en lectura fácil para los materiales que se vayan elaborando en las distintas áreas municipales, con el fin de reforzar el compromiso global que ha hecho este Ayuntamiento de lograr una Laguna más accesible y cercana para todos los vecinos y vecinas”.

El CEVA se ubica en el antiguo IES José de Anchieta, un inmueble del que es titular el Ayuntamiento y que lo ha cedido a una serie de organizaciones del municipio para que puedan realizar sus actividades, ofrecer sus servicios de interés social e impulsar su crecimiento y desarrollo. El centro está gestionado por el Área de Bienestar Social y su horario de funcionamiento es de 8:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes.

En la actualidad, hay 14 entidades que utilizan el CEVA Anchieta para el desarrollo de su actividad, donde cuentan con domicilio administrativo para la correspondencia, oficinas, aulas, salón de actos, cocina y otros servicios necesarios para sus proyectos. Se ubican aquí las asociaciones ABIA, ADACEA-TF, AFATE, AFITEN, ÁMATE, ASINLADI, ASTER; Banco del Tiempo de Tenerife Guaydil; Banco de Alimentos, Conseguidoras Solidarias; Trisómicos 21 – Down Tenerife, AES E85, Nahia y la Fundación Canaria Óliver Mayor.

 

ImpresionaT

La Asociación Activoz surge con la finalidad de acompañar, intervenir y mediar para facilitar el acceso libre e igualitario de las personas con discapacidad, un apoyo integral que abarca la intervención profesional en el desarrollo evolutivo, la formación ocupacional y los ámbitos del ocio y el deporte. Desde 2018, gestiona el taller ImpresionaT, un centro de formación en encuadernación e impresión para personas adultas con discapacidad y centrado en promover la autoestima a través del sentimiento de productividad.

Desde ambas concejalías se quiere felicitar al equipo del Taller ImpresionaT por la labor realizada. Elvira Jorge resalta que “el trabajo hecho por estos jóvenes ha sido magnífico y de una gran implicación, demostrando unas capacidades importantes a todos los niveles y destacando la calidad. Este es un ejemplo real de cómo todos somos necesarios y de cómo las administraciones locales, en este caso el Ayuntamiento de La Laguna, ha dado un paso más hacia la inclusión y la igualdad, puesto que todas las personas tienen derecho a conocer y a disfrutar de nuestro patrimonio mundial y hay que facilitar el ejercicio de ese derecho”. Asimismo, recuerda que en el segundo semestre del pasado año se realizó un proyecto piloto, solicitándose a las entidades sectoriales que manifestaran  propuestas de mejora para modificar el diseño de las agendas, pero las entidades a las que se les repartió no manifestaron queja alguna.