La Laguna y Barcelona acuerdan cooperar para gestionar la acogida de personas migrantes

Reunión La Laguna - Barcelona
Reunión La Laguna - Barcelona

El concejal de Bienestar Social de La Laguna, Rubens Ascanio; el concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación del Ayuntamiento de Barcelona, Marc Serra, y el director del Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo (FCCD), David Minoves, han visitado hoy el Centro de Atención Temporal al Extranjero (CATE) en Las Canteras tras una reunión en la que se abordaron las políticas de cooperación entre ambos ayuntamientos y se acordó iniciar un programa de cooperación técnica entre municipios para gestionar la acogida de personas migrantes.

El encuentro institucional se produce tras la reciente adhesión del Ayuntamiento de La Laguna a la Red de Ciudades Refugio y en el marco de un amplio programa de acciones que, como municipio de acogida y en el que la Administración estatal ha instalado dos macrocampamentos, quiere promover un modelo más humano a través de pequeños centros de acogida, garantizar el bienestar de las personas migrantes y plantarle cara al racismo y la xenofobia, una estrategia que se está desarrollando desde la crisis migratoria del año pasado y en la que participan diferentes áreas municipales, la Universidad de La Laguna y varias asociaciones y colectivos.

Rubens Ascanio explicó todos los detalles de esta nueva red de colaboración con ambas instituciones catalanas, así como de la Mesa Municipal de Acogida a Personas Migrantes de La Laguna, que celebra hoy su primera reunión preparatoria, con la presencia de todos los grupos políticos.

“Hoy tenemos un espacio de colaboración que hemos abierto desde el minuto uno entre tanto el Ayuntamiento de Barcelona y el Ayuntamiento de La Laguna como el Fondo Catalán de Cooperación, que ha estado muy cercano a la realidad migratoria que estamos viviendo en el municipio de La Laguna. Hemos vivido una realidad muy compleja con la creación de dos grandes macrocentros, que desde el propio gobierno y desde la ciudadanía no se ha visto como la mejor de las alternativas y lo que estamos planteando es otro modelo de desarrollo, basado en la solidaridad entre los territorios, en la cooperación entre los municipios y, sobre todo, en la búsqueda de nuevas vías entre las administraciones para lograr dar una acogida digna a las personas que llegan y un mejor abordaje a la realidad migratoria”.

Sobre la mesa de trabajo sobre la acogida migratoria a nivel municipal, en la que están representados todos los grupos políticos del Ayuntamiento de La Laguna, Rubens Ascanio ha subrayado “la intención de buscar mejores vías de trabajo con una comunidad que se encuentra aquí en una situación muy complicada”.

Para Marc Serra, “ante una situación de crisis como esta, solo hay dos formas de responder: desde el egoísmo, el individualismo y los prejuicios o bien hacerlo desde la solidaridad, desde la colaboración y la cooperación entre instituciones como en este caso y también con la sociedad civil, y eso es lo que hemos venido a hacer especialmente en el día de hoy”.

El edil catalán recuerda que “Barcelona, en el momento más complicado de la crisis migratoria en diciembre de 2020, puso a disposición un equipamiento municipal para que se produjeran traslados. Desde entonces han pasado por allí 170 personas con toda normalidad, Se trata de personas que han sido acogidas, hemos trabajado con ellas a nivel comunitario en la ciudad de Barcelona y el 80% de ellas ya no está en el dispositivo porque han encontrado un lugar, han podido reunificarse con sus familias o han seguido su proceso migratorio hacia otros países”.

“Estamos aquí para intensificar este tipo de colaboraciones, para tratar de encontrar soluciones comunes. Celebramos que la situación actual sea mucho mejor que la de hace un año, porque a nivel de derechos humanos de las personas migrantes están mucho mejor atendidas en la Península, pudiendo seguir con sus procesos migratorios en lugar de estar bloqueadas en Canarias”, ha asegurado Marc Serra, si bien mostró su preocupación “por la situación de los menores migrantes cuando adquieran la mayoría de edad”. En este sentido, también abogó por “hacer un frente con diferentes instituciones de distinto nivel para exigir la reforma urgente de la legislación de extranjería, de manera que cuando estos menores cumplan los 18 años no se queden tirados en la calle sin posibilidad de contar con un permiso de trabajo”.

La visita de los representantes municipales de Barcelona se produce en una delegación conjunta con el Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo. Su director, David Minoves, ha explicado que en estos momentos trabajan en una alianza de diferentes municipios que comparten, a través de un principio de solidaridad, proyectos de cooperación internacional, con la idea de reforzar la gestión compartida. “Creemos que es necesario tejer una alianza entre municipios para que, conjuntamente sociedad civil y las administraciones, ser capaces de garantizar que se las personas que llegan a los puntos de entrada de la UE tengan acceso a derechos, tanto en lo que se refiere a la asistencia legal como psicosocial”.

Otro de los objetivos del Fondo es “facilitar el traslado rápido a Península y que haya una distribución responsable y solidaria de estas personas en todo el territorio. Experiencias negativas como Lesbos se tienen que evitar, por solidaridad, por responsabilidad y para impedir que sean un caldo de cultivo de crecimiento del discurso xenófobo. Debemos evitar la idea de Europa como fortaleza y de islas que sean prisión”, ha indicado. 

Rubens Ascanio agradeció a Serra y Minoves el apoyo mostrado al municipio en un momento en el que se está produciendo una fuerte reactivación de la ruta migratoria atlántica, y recordó que "desde el Ayuntamiento de La Laguna hemos manifestado nuestro rechazo al modelo de grandes centros de acogida, por las dificultades de atención que genera frente a instalaciones de menor tamaño". En La Laguna existen dos macrocentros, con capacidad para más de 2.500 personas, un modelo que “genera más problemas que beneficios y que no es la fórmula más adecuada para dar la atención requerida a estas personas, que necesitan fórmulas de integración y caminos seguros para poder recuperar su vida lo antes posible”, como destacó el concejal lagunero.

El encuentro forma parte de la visita institucional que el FCCD y el Ayuntamiento de Barcelona realizan esta semana a las Islas para conocer la realidad de la ruta migratoria canaria y se enmarca en la línea de trabajo que el Fondo Catalán ha comenzado a desarrollar para ampliar los proyectos en las fronteras de Europa, incorporando la Frontera Sur (Ceuta, Melilla e Islas Canarias) a los proyectos que ya están en funcionamiento en otras países como Grecia o la ruta de los Balcanes. Todo ello, con el objetivo de trabajar para garantizar vías legales y seguras, y ampliar espacios de acogida.