La Policía Local de La Laguna incorpora nueve motocicletas a su parque móvil

Margarita Pena anuncia la adquisición de otros nueve equipos durante el año 2020, lo que mejorará la prestación del servicio

El Ayuntamiento de La Laguna, a través de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, ha adquirido nueve motocicletas de trial urbano que se incorporan al parque móvil de la Policía Local. Los nuevos equipos han sido presentados en la mañana de este miércoles por el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez; la concejala de Seguridad Ciudadana, Margarita Pena; y el jefe accidental de la Policía Local, Manuel Pérez Campos. La adquisición de estas nueve unidades ha tenido un coste de 100.254 euros, formalizada a través del sistema de compra centralizada del Ministerio de Hacienda.

En el transcurso del acto de presentación, Luis Yeray Gutiérrez ha indicado que estos nuevos vehículos “responden a la prioridad del grupo de Gobierno de dotar de las mejores herramientas y del material necesario a las distintas áreas municipales para prestar el servicio más eficaz a la ciudadanía” y ha anunciado la próxima incorporación de nueve coches eléctricos que se sumarán a la Policía Local.

Por su parte, Margarita Pena ha anunciado asimismo que a lo largo de 2020 se adquirirán otras nueve motocicletas, “de manera que cada uno de los agentes que componen la sección de motoristas especializados en tráfico puedan disponer al finalizar el presente año de un vehículo cada uno, lo que contribuirá a mejorar la prestación del servicio y alargará la vida útil de estas herramientas de trabajo”. La concejala ha destacado “la dedicación y el esfuerzo que prestan los agentes en esta importante labor que llevan a cabo en un municipio muy extenso y disperso geográficamente”.

La sección de motoristas especializados en tráfico de la Policía Local de La Laguna está conformada por un total de 23 efectivos, divididos en cuatro grupos de trabajo, que realizan su labor principalmente en turnos de mañana y tarde. Está conformada por un subinspector, tres oficiales y 19 agentes, especializados en el control de tráfico y transportes.

Una de sus especialidades es el control del intrusismo en el sector del taxi. Además, constituyen un elemento fundamental para la organización y seguridad de actos y eventos que se desarrollan en la vía pública.

De los nuevos equipos, tres se destinarán a la Unidad de Refuerzo al Servicio e Intervención (URSI) y el resto se vienen a sumar a seis vehículos similares con los que se viene trabajando desde hace un año. Con esta incorporación, cada moto será usada por un máximo de dos agentes.