La auditoría del Fondo Canario constata la evolución positiva de la gestión económica del Ayuntamiento

El informe concluye que los resultados de La Laguna han mejorado de 2019 a 2020, gracias al descenso de la presión fiscal y al aumento de la inversión por habitante, entre otros indicadores 

El Ayuntamiento de La Laguna goza de buena salud financiera. Así lo certifica la auditoría del Fondo Canario de Financiación, a través de la que la Comunidad Autónoma ha evaluado la gestión económica y presupuestaria de la Corporación local durante 2020. Según concluye este informe, los resultados obtenidos por la Administración en el ejercicio pasado “presentan una evolución positiva” respecto a 2019, con el cumplimiento sobradamente de indicadores determinantes, como son los casos del endeudamiento a largo plazo, la inversión e ingresos corrientes por habitante y la disminución de las obligaciones pendientes de pago, entre otros.

El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, celebra la resolución recogida en este análisis por suponer “un espaldarazo al trabajo que venimos llevando a cabo desde que llegamos al Gobierno en junio de 2019. Seguiremos esforzándonos por mejorar todos y cada uno de los parámetros exigidos, con una gestión eficiente de los recursos públicos y afrontando el reto que esto implica ante las consecuencias que está provocando la actual crisis sanitaria, con la mirada puesta en el fomento de la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas y en la recuperación del tejido productivo, empresarial y social del municipio”, agrega.

En la misma línea, el concejal de Hacienda y Asuntos Económicos, Alejandro Marrero, afirma que la auditoría correspondiente a la liquidación del presupuesto de 2020 “constata que estamos en el camino correcto”, ya que “cumplimos de forma generalizada con todos los niveles establecidos, tanto en salud financiera y ejecución presupuestaria como en endeudamiento e ingresos, inversión y recaudación por habitante”.

“Todos los indicadores son positivos y evolucionan satisfactoriamente, salvo el ahorro neto, que se sitúa por debajo del límite fijado debido a las medidas fiscales aprobadas para aliviar la carga impositiva al tejido empresarial”, explica. Entre estas acciones acordadas en este sentido para “mitigar el impacto negativo de la pandemia”, menciona la reducción al 50%  de la cuota de la tasa anual por el servicio de recogida de basura; la suspensión de la tasa por ocupación de terrenos de uso público con mesas y sillas, instalación de quioscos y autobares; y la posibilidad de realizar un fraccionamiento, con carácter excepcional, con un plazo máximo de 24 meses. Alude, además, a la disminución en 9.778.000 euros (-37,3%) de las entregas a cuentas correspondientes al Bloque de Financiación Canario (IGIC y AIEM) respecto a 2019.

Respecto al resto de parámetros que llevan a la auditoría a avalar la gestión económica del Ayuntamiento, Alejandro Marrero resalta los ingresos corrientes por habitante, que pasan de 957 euros por habitante a los 850 en 2020 (107 euros menos), así como la inversión por habitante, que aumenta en 44 euros (de 739 a 783). Estas cifras “nos llevan a destacar respecto a la media de los municipios canarios de similares características, gracias a las medidas fiscales y al resto de decisiones tomadas”, puntualiza.

Los recursos pendientes de cobro también cayeron en 3.192.063 euros y las obligaciones pendientes de pago disminuyeron en 1.867.086 euros en 2020. El informe, además, recoge el endeudamiento a largo plazo, que se mantiene en un 0%, “cuando el límite es de 70%”; y la labor recaudatoria, que fue del 85,4%, lo que se traduce en una disminución “únicamente de un 0,7% pese a la crisis sanitaria”.

“De igual forma, se cumple con el condicionante de esfuerzo fiscal, con un 112,5%, porque para ese ejercicio se requirió superar el 72,93%. Esto se refiere a la recaudación efectiva en relación con la capacidad máxima de recaudación y comparado con el resto de corporaciones municipales, por lo que confirmamos que la gestión recaudatoria de La Laguna ha sido mejor que la del resto de ayuntamientos”, agrega el edil.

El concejal concluye que desde el área “se continuará trabajando para seguir mejorando la situación económica y financiera del Ayuntamiento, porque esto se traducirá en una mayor capacidad para responder, con todas las garantías, a las necesidades de la ciudadanía”.