La reapertura al tráfico de la calle Océano Índico mejora la seguridad vial en Punta del Hidalgo

Luis Yeray Gutiérrez ha recordado que “esta era una actuación muy necesaria para garantizar la seguridad de los peatones y del tráfico rodado en la zona y mejorar la accesibilidad”

El Ayuntamiento de La Laguna ha reabierto a la circulación la calle Océano Índico, en Punta del Hidalgo, tras concluir las obras de Reparación, Adecuación y Mejora (RAM) de la vía, en la que se ha realizado una inversión de 137.302 euros.                        

El resultado de la intervención ha sido visitado por el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, junto al concejal de Obras, Infraestructuras y Accesibilidad, Josimar Hernández, y varios representantes vecinales, quienes han valorado las nuevas mejoras que presenta la vía, una de las principales arterias de este importante enclave de la costa lagunera, ya que constituye el acceso a centros sociales, sanitarios y deportivos y al propio litoral.

Luis Yeray Gutiérrez ha recordado que “esta era una actuación muy necesaria para mejorar la seguridad de los peatones y del tráfico rodado en la zona, por el mal estado que presentaba el firme. Al intervenir en una calle tan transitada por vecinos y visitantes de la Punta del Hidalgo atendemos a dos de los criterios que rigen todas las actuaciones que llevamos a cabo en la red vial del municipio: garantizar la seguridad y mejorar la accesibilidad, dentro del proceso de convertir a La Laguna en un municipio universalmente accesible”.

En similares términos se ha manifestado Josimar Hernández, quien apunta que junto a la renovación del firme también se han reformado los rebajes de las aceras para facilitar el tránsito de personas con movilidad reducida. “En conjunto, la obra supone una mejora sustancial de una de las calles más importantes del litoral del municipio y viene a sumarse a otras intervenciones llevadas a cabo para la mejora integral de la zona, como el parque de Las Furnias, que se encuentra anexo a esta vía, y en el que este año se invirtieron casi 100.000 euros en su completa renovación”.              

La obra viene a resolver los serios problemas de inestabilidad que existían en la calzada, solucionando los abultamientos, hundimientos y baches que presentaba el firme, de manera particular en el tramo comprendido entre el camino de La Costa y la calle Los Corrales.

Durante los trabajos se han eliminado las tierras contaminadas por arcillas, que provocaban alteraciones en las capas asfálticas, para lo que se precisó la excavación en la zona y la posterior colocación de un geotextil en la base para impedir futuras contaminaciones.

Paralelamente se ha mejorado la accesibilidad de la calle, ya que junto al saneamiento del pavimento se han rebajado las aceras para facilitar el tránsito de personas con movilidad reducida. También se ha renovado toda la señalización vial.