La recogida selectiva de residuos crece en La Laguna impulsada por los envases ligeros

Las fracciones de reciclaje aumentan en un 5% en el último año, hasta alcanzar los cuatro millones y medio de kilos

La Laguna sigue avanzando hacia la recogida selectiva de residuos, con el incremento de las fracciones de envases ligeros y de papel y cartón durante el pasado año. El concejal de Servicios Municipales, Josimar Hernández, celebra que los volúmenes hayan aumentado respecto a 2019, “teniendo en cuenta la menor actividad económica y social a causa de la crisis sanitaria”, y pone en valor el “mayor compromiso por parte de la ciudadanía con la sostenibilidad”.

El edil informa de que se registra una tendencia al alza en la cantidad de kilos depositados en los diferentes contenedores del municipio que “se traduce en una señal de concienciación por parte de la población, que piensa más en el cuidado del medioambiente y en la importancia de facilitar la reutilización de materiales”.

De acuerdo al balance anual realizado por de la empresa concesionaria Urbaser, La Laguna ha logrado un incremento de un 5% en la recogida selectiva de envases ligeros y de papel y cartón, al pasar de los 4.291.928 kilos de 2019 a los a los 4.519.410 del último año. Este porcentaje “se ha conseguido a pesar del descenso de la actividad generada por el covid-19, que ha afectado más en el periodo de confinamiento”.

De los más de cuatro millones y medio de kilos contabilizados, el 41% corresponde a envases ligeros. De forma detallada, este material es el que experimenta el mayor crecimiento (un 12,14%) al acercarse a los dos millones de kilos en 2020. Si bien esta es la subida más relevante, cabe mencionar el 1,04% en papel y cartón (con 2.673.150 kilos). A estos se suma el 0,24% en enseres y voluminosos (con 2.242.900 kilos), así como los residuos en fracción resto, que continúan generando el mayor volumen. De 2019 al pasado ejercicio, estos últimos aumentaron en un 1,56%, superando los 66 millones de kilos en el último año.

Josimar Hernández subraya que, “con la separación y recuperación adecuada de los residuos, caminamos hacia uno de los objetivos del Ayuntamiento, favorecer una economía circular en el territorio en detrimento de la producción de desechos”. Aunque “todavía queda mucho por hacer para lograr esa meta”, añade que la intención del Consistorio es continuar trabajando de forma transversal en ese asunto mediante el desarrollo de acciones encaminadas a mejorar la concienciación de la población y el fomento de la recogida selectiva.

Entre las líneas de actuación que se están abordando, el concejal menciona la necesidad de reducir los niveles de la fracción resto y la instalación de nuevos contenedores en aquellos puntos del municipio en los que se debe reforzar el servicio.