Las administraciones se coordinan para establecer mayores medidas de control en el ocio nocturno

El alcalde informó de la intención del Gobierno de Canarias de decretar al Cuadrilátero como zona de riesgo por salud pública, lo que facilitará los controles de Policía Local y Policía Nacional

El Ayuntamiento de La Laguna ha acogido este jueves una reunión de coordinación entre diferentes administraciones públicas para establecer nuevas medidas de seguridad y control en el ocio nocturno en La Laguna.

En el encuentro han tomado parte el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez; el subdelegado del Gobierno, Javier Plata; la directora general de Protección a la Infancia y la Familia del Gobierno de Canarias, Iratxe Serrano Ávila; el director insular de Movilidad de Cabildo de Tenerife, José Alberto León; y el representante del Servicio Canario de Salud, Álvaro Torres Plana;  así como los mandos de la Policía Nacional y Policía Local, y los concejales de Bienestar Social y Prevención de Drogodependencias, Rubens Ascanio; Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero; y Comercio, María José Roca.   

Entre las medidas acordadas, el alcalde informó de la intención del Gobierno de Canarias de decretar al Cuadrilátero y su entorno como zona de riesgo por salud pública, lo que facilitará la labor a la Policía Local y la Policía Nacional a la hora de establecer controles de acceso, seguridad y requisar bebidas alcohólicas.

En el transcurso de la reunión, el alcalde agradeció la implicación de todas las administraciones a la hora de abordar de forma coordinada una problemática “que no es solo de seguridad sino de ámbito social” y defendió el establecimiento de “medidas de carácter preventivo, antes que represivo”.                   

“Ha sido un encuentro muy productivo, donde se han acordado una serie de acciones a desarrollar de manera inmediata este fin de semana y que gozan del respaldo del Gobierno de Canarias”, explicó Luis Yeray Gutiérrez al término de la sesión de trabajo. “Las administraciones trabajaremos de manera coordinada y este fin de semana ya llevaremos a cabo este operativo, que se va a ir incrementando en los próximos fines de semana”, aseguró.

Está previsto que el operativo se inicie a partir de las 20:00 horas de este viernes, con el establecimiento de una serie de filtros policiales de acceso en las calles adyacentes al Cuadrilátero, y en otras vías en las que se ha detectado la celebración de botellones. “Vamos a aumentar la coordinación entre los diferentes cuerpos policiales”, señaló el alcalde, quien agradeció el trabajo conjunto de Policía Local y Policía Nacional “que se están dejando la piel en solventar los problemas que estamos teniendo en el Cuadrilátero”.

También se ha solicitado la colaboración de la Policía Canaria para establecer controles en los andenes del Tranvía de Tenerife tanto en la Avenida Trinidad como en el Intercambiador de La Laguna. Este viernes tendrá una nueva reunión, de carácter técnico para coordinar el operativo.

El alcalde también ha hecho un llamamiento a la colaboración de las familias para evitar el consumo de alcohol por parte de menores de edad. “Necesitamos la colaboración de todos. Hemos detectado que muchos botellones se producen por jóvenes que no pueden acceder a los establecimientos de ocio nocturno y, por tanto, ahí debemos focalizar todos nuestros esfuerzos, para que se respete la ordenanza y el reglamento municipal”, indicó.

En similares términos se expresó Javier Plata, quien calificó como “muy positiva” la reunión mantenida entre las diferentes administraciones implicadas para dar respuesta al problema que se viene registrando en el Cuadrilátero. Al tratarse de una cuestión que “no tiene una solución única”, el subdelegado del Gobierno indicó que se ha adoptado un conjunto de medidas “que se van a aplicar de manera inmediata el próximo fin de semana”.

Por su parte, Iratxe Serrano afirmó que desde la Dirección General Protección a la Infancia y la Familia de la Comunidad Autónoma se colaborará en esta tarea con “los mecanismos que tenemos a nuestro alcance para evitar el consumo de alcohol por parte de los menores y reducir su presencia en esta zona”.