Las calles Hernández Amador y Gran Tinerfe reabren al tráfico con sus calzadas rehabilitadas

Asfaltado calle San Francisco de Paula
Asfaltado calle San Francisco de Paula

Las calles Hernández Amador y Gran Tinerfe han reabierto al tráfico este viernes con sus calzadas rehabilitadas, después de los trabajos llevados a cabo por el área de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de La Laguna a lo largo de esta semana. Las labores, centradas en el reasfaltado y la renovación de la señalización horizontal, han permitido reforzar la seguridad en ambas vías, que se localizan en zonas residenciales de la ciudad próximas entre sí.

Ambas intervenciones se suman a las mejoras ya ejecutadas a través del plan municipal de repavimentación de este año, entre las que se encuentran las realizadas en Océano Índico (Punta del Hidalgo), Teobaldo Power (San Benito) y en el camino San Francisco de Paula (en el tramo entre el Camino del Medio y la avenida República de Venezuela). El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, y el edil responsable, Josimar Hernández, han visitado recientemente varias de estas vías para comprobar los resultados de la actuación.

En todos los casos, los trabajos han consistido en una renovación del firme (tanto del asfalto como de la señalización horizontal) debido al importante deterioro registrado por distintos motivos, como por el paso del tiempo o la alta densidad de vehículos. El regidor local recordó que “ya son más de una decena las calles que se han mejorado a lo largo de este ejercicio” y manifestó que “ya están planificadas otras tantas, por ejemplo la que comenzará la próxima semana en San Matías”, con la finalidad de “garantizar la seguridad a conductores y peatones en todos los barrios y pueblos del municipio, avanzando con ello también en materia de accesibilidad”.

 Por su parte, el concejal de Obras e Infraestructuras detalló que las intervenciones a desarrollar “son priorizadas en función de criterios técnicos, la demanda de la propia ciudadanía y las eventualidades que vayan surgiendo”. En el caso de las calles Hernández Amador (en el tramo entre La Lucha y La Rivera) y Gran Tinerfe, explicó que las labores responden “al considerable mal estado que presentaban ambas calzadas”. En el primer caso, informó de que la actuación tuvo una duración de cuatro días, mientras que en el segundo se limitó a dos.

Después de que los vehículos no pudieran acceder a las dos calles durante las jornadas de reasfaltado, este viernes han sido reabiertas al tráfico, por lo que ya se puede circular por estas zonas con total normalidad. Josimar Hernández agradeció la colaboración de la población cuando se realizan este tipo de obras, porque es “consciente” de las molestias que pueden llegar a ocasionar, y apuntó que desde el área “siempre se intentan minimizar esos inconvenientes a la par que se mejora la seguridad, uno de nuestros principales objetivos”.