Medio Ambiente mantiene un encuentro con Greenpeace para abordar la lucha contra el cambio climático

El concejal de Medio Ambiente y Lucha contra el Cambio Climático del Ayuntamiento de La Laguna, José Luis Hernández, ha mantenido un encuentro con el coordinador de campaña para las estrategias de alimentación y agricultura ecológica de Greenpeace Internacional, Éric Darier, aprovechando su presencia en la isla. En la reunión también estuvieron presentes las coordinadoras para Tenerife de esa organización ecologista, Conchi Fariña y Maite Yécora.

Éric Darier ha trasladado al concejal detalles de las campañas que Greenpeace Internacional está desarrollando para concienciar acerca de los efectos que tiene el consumo generalizado de carne de origen industrial en el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, así como el papel que las instituciones locales pueden desempeñar a la hora de frenar estos efectos.

El responsable de Greenpeace, investigador y colaborador de varias universidades e instituciones, ha subrayado la importancia de las ciudades en la lucha contra el cambio climático, porque “son los ámbitos institucionales donde más se está avanzando para mitigar y combatir los efectos del cambio climático y están llegando más lejos que los gobiernos regionales y nacionales”.

Por su parte, José Luis Hernández ha informado a los representantes de Greenpeace sobre los proyectos puestos en marcha por el Ayuntamiento de La Laguna en esta materia, como municipio que ha aprobado la declaración de emergencia climática y que se ha sumado al Pacto de los Alcaldes para conseguir una descarbonización que suponga una reducción de gases de efecto invernadero.

En este sentido, José Luis Hernández ha explicado que “la transición energética, desarrollando políticas de incentivo para favorecer instalaciones de autoconsumo que lleguen a toda la población, será el principal caballo de batalla para luchar contra el cambio climático desde lo local”.

Por último, Éric Darier ha señalado la conveniencia de que La Laguna pueda sumarse “como una manera interesante de compartir experiencias y proyectos” a alguna de las organizaciones de carácter internacional que trabajan en la lucha contra el cambio climático. Y ha puesto como ejemplos la ICLEI-Gobiernos Locales por la Sostenibilidad, organización de gobiernos locales comprometidos con el desarrollo sostenible; y el Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, con el que están comprometidas 159 ciudades de todo el planeta, y que a su vez patrocina la Red Alimentaria de Ciudades C40, que promueve “el desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, resilientes, seguros y diversificados, para asegurar comida sana y accesible, reducir los desperdicios de alimentos y preservar la biodiversidad, al tiempo que se mitigan los efectos del cambio climático”.